15 de septiembre de 2020
15.09.2020
La Nueva España

"No quería hacerle daño", dice el acusado de matar a su pareja en Oviedo

El Gobierno confirma que la muerte de la mujer es un crimen machista

15.09.2020 | 01:37
Los equipos de emergencias, el sábado, en el edificio de Salesas, en el número 8 de la plaza Primo de Rivera.

El hombre que permanece detenido como acusado de matar a su pareja en el edificio de Salesas asegura que no quería hacerle daño a pesar de que las cámaras del portal registraron cómo le pegaba un puñetazo a la mujer, que murió después en el hospital a consecuencia de una parada cardiaca que sufrió tras el ataque. "¿Qué le has hecho asesino?", le preguntó indignada una amiga de la víctima cuando le sacaban esposado del portal. "No quería hacerle daño", le contestó el hombre justo antes de entrar en el coche patrulla. Susana Criado Antón, transexual de 60 años, perdió la vida una hora después.

Según fuentes consultadas por este diario, el acusado aún permanecía ayer en los calabozos de la comisaría de la Jefatura Provincial de Oviedo y pasará hoy a disposición judicial. "Espero que se pudra ahí dentro. Ya sabíamos que no le daba una buena vida, nos lo había dicho en muchas ocasiones", señala la amiga de la víctima, que prefiere mantenerse en el anonimato. Tanto la víctima como el supuesto agresor ejercían la mendicidad y eran muy conocidos porque pedían a las puertas de la iglesia de Salesas y de un supermercado.

A última hora de la tarde de ayer, la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género confirmó que la muerte de Susana Criado -que se había sometido a un cambio registral y era reconocida como mujer por las administraciones desde hace mucho- es oficialmente considerada un asesinato por violencia de género. También es un crimen machista el registrado el pasado jueves en la localidad gaditana de Jerez de la Frontera, donde una mujer de 53 años perdió la vida a manos de un hombre de 55. Con estas dos muertes ya van 33 en estas circunstancias en lo que va de año. La de Susana Criado es la segunda en Asturias, ya que en febrero se registró el asesinato de Lorena Dacuña en Gijón, en el barrio de La Calzada. El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresó ayer su tristeza por los dos últimos crímenes a través de su cuenta de Twitter. "No podemos tolerar que las mujeres sufran violencia solo por el hecho de ser mujeres", publicó.

Concentración 

El Gobierno de Asturias, el Ayuntamiento de Oviedo y la Delegación del Gobierno han condenado el asesinato y han convocado para hoy martes, a las 13.00 horas, una concentración de repulsa ante el Ayuntamiento de la capital asturiana.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales (FELGTB) también condenó ayer el asesinato de Susana Criado a través de un comunicado. "El anterior asesinato de una mujer transexual en España fue el de, Paloma Barreto, asesinada en Avilés el 21 de septiembre de 2019, aunque este asesinato, desafortunadamente, no se contabiliza legalmente como violencia de género", recoge el texto. "Cada asesinato de una mujer más es una puñalada en el corazón de la sociedad, que nos indica que debemos luchar todas unidas contra la violencia de género", subraya Uge Sangil, la presidenta del colectivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook