Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ALFREDO CANTELI | ALCALDE DE OVIEDO

"Me fijo en las bolsas en las sillas de las terrazas, la gente sale y consume, Oviedo está vivo"

"Mientras sea alcalde, la lírica será intocable" l "Los chiringuitos no están en cuestión, son esencia de las fiestas"

Canteli, ayer, en Milicias Nacionales.

Canteli, ayer, en Milicias Nacionales. MIKI LÓPEZ

Alfredo Canteli recibe para la entrevista de San Mateo que marca el inicio del nuevo curso en una terraza de la calle Milicias. Despide a Gerardo de la Iglesia, con el que acaba de compartir un café, bebé un trago de agua y vuelve a ponerse la quirúrgica. "Soy defensor de la mascarilla permanentemente".

- Empezó San Mateo y usted estaba en Madrid.

-Con una serie de alcaldes en el Congreso defendiendo que el Gobierno de la nación no nos llevara los superávits ni los remanentes. Yo no vine al Ayuntamiento a cobrar, vine a defender los intereses de los ovetenses, los que salen de su bolso. No sé si mi presencia en Madrid sirvió de mucho o poco, solo sé que cuando salí el decreto no había sido convalidado y lo habían perdido. Para algo valdría todos los que estábamos allí.

- Estuvo con Casado.

-Sí, claro. Yo y los otros alcaldes.

- Se le ve a gusto con el partido, le echan muchos piropos.

-Cuanto más los conozco, más a gusto me siento. Soy consciente de que si no hubiera venido con el PP yo no sería alcalde de Oviedo.

- El anterior San Mateo estaba condicionado por el anterior gobierno, este...

-Este igual. También condicionado. Por el covid. Pero las sensaciones son muy buenas. Hay que felicitar a Cultura y Festejos porque supimos adaptarnos a la situación de la mano de la Consejería de Salud. Se están estrujando al máximo las normas sanitarias, sacando el mayor provecho de las fiestas.

- ¿Algo más se podría hacer? ¿Abrir el Filarmónica? ¿Algo de teatro?

-No es fácil. Tenemos la ópera que sí arrancó, y felicito a Juan Carlos (Rodríguez-Ovejero). Seguiremos intentando abrir cosas, pero es complicado. A mí me preocupa mucho un rebrote en Oviedo. Oviedo lo tenemos muy limpio, fueron mínimas las situaciones que se produjeron y eso no es una casualidad, no te lo regala nadie. Yo quiero felicitar a todos: ciudadanos, Policía, Protección Civil, hosteleros también. Aunque hay excepciones, claro, pero yo les pido que no intenten vender diez cervezas más a costa de que a la semana siguiente les cierren el negocio.

- Felicitaba antes a Cultura. ¿Ha tenido algún roce con el concejal Costillas a cuenta de la polémica sobre la programación lírica?

-Yo roces no mantengo. Ni dentro del Consistorio ni fuera. Soy de consenso. Posiblemente haya que rectificar alguna cosa, pero no solo ahí. En todas las concejalías hay cosas que me gustan más y cosas que me gustan menos. Pero yo valoro al grupo, y tanto PP como Ciudadanos están trabajando muy unidos a mí. Voy a poner todo mi esfuerzo en que no haya disensiones, opiniones diferentes, que al final solo es eso, nada profundo.

- Sobre la música clásica...

-Sí, puede poner ahí que el tema lírico de Oviedo, mientras sea alcalde, es intocable, solo puede crecer.

- ¿Los chiringuitos también son intocables? Ellos temen que los vaya hacer desaparecer.

-Rotundamente no. No podemos comparar a los chiringuitos con la clásica, pero nunca se han cuestionado. Este año ya había unas bases para sacar un concurso que antes no existía...

- Al que se tendrían que presentar los históricos...

-Pero al final van a estar los mismos, porque no creo que aparezca mucha gente con un chiringuito. Pero sí, son también intocables, es una de las esencias de la fiestas, y hay que quitar lo que no funciona, no lo que funciona.

- ¿Qué San Mateo le hubiera gustado tener sin virus?

-En la línea del año pasado, que fue un éxito total. Con conciertos en la Losa, actividades en el Campo... En la misma línea pero creciendo. Había presupuesto pero se rompió, y lo gastamos en todas esas acciones de Cultura. Pero ahora ya ve que pese a todo están pasando por el Auditorio intérpretes del máximo nivel.

- Cuando habla de quitar lo que no funciona. ¿No funcionaban las ayudas a la cooperación?

-Los recortes son muy relativos. Si presupuestas un millón y gastas 200.000 y al año siguiente presupuestas 400.000, ¿es un recorte? Se adaptó el presupuesto a las necesidades y la situación hoy no se parece nada a la de principios de año. Yo no quiero ver ovetenses pasándolo mal, y me preocupa mucho que todo el mundo lo pase mal, pero quiero más a los ovetenses.

- ¿Qué factura económica dejará la crisis sanitaria en las arcas municipales?

- El plan de recuperación no es labor de un día. Los préstamos no nos los piden, ya tenemos 250 comercios enganchados al proyecto de digitalización... Pero hay datos que me preocupan, como el paro, aunque vamos por encima de la media regional. A mí me obsesiona que la gente salga de casa todos los días, vaya a su trabajo, cobre un sueldo y, si no es muy alto, que trabaje bien para que se lo suban pronto. La noticia del 8x8 le saco el resultado del empleo, que es importante para Oviedo. Eso nos va a ayudar. También el Vasco, que espero que para primavera genere mucho dinero. En Oviedo van a pasar muchas cosas a corto plazo: hoteles, apartoteles, pisos turísticos... Oviedo parece que empieza a estar vivo otra vez. Si hay actividad hay empleo, y si hay empleo hay consumo. Ese es el camino, y que nadie se nos quede tirado, que para eso estamos invirtiendo en "Oviedo contigo". Como lo que invertimos en actividad económica. Yo creo que ya dimos la nota con las terrazas. Fuimos los primeros en ampliarlas y el éxito fue total. Cuando paso por ciertos sitios y veo terrazas a rebosar, me fijo a ver cuántas bolsas hay colgadas de las sillas. Y, efectivamente, la gente, si sale, consume.

- ¿Veremos recuperado el Calatrava?

-Está en parada técnica porque la situación no es buena. Hace falta financiación. Algo tenían y algo se puedo haber caído. Hay que esperar a que se normalice la situación.

- ¿Y El Asturcón?

-Tenemos dos o tres opciones en este momento, pero hay un acuerdo del gobierno anterior que dice que allí no puede haber más caballos. Ese es el primer freno al pliego de concesión con el que se está trabajando. Eso es lo primero que vamos a hacer para que los caballos vuelvan a El Asturcón. Suprimir en el Pleno aquel acuerdo.

- Entonces vuelven los caballos.

-Defiendo la actividad ecuestre. Es un turismo de calidad. Si vienen jinetes importantes, los propietarios de las cuadras vendrán a Oviedo y consumirán aquí. Quiero conseguir que se recupere aquello con inversiones del concesionario. Eso nos evitaría un gasto de 300.000 euros anuales por cuidarlo, que no se caiga y que no nos cueste dinero. Si eso tiene, además, un retorno turístico, la operación es redonda.

- Hay más proyectos para el curso que empieza ahora.

-Sí, tiene que salir el de rehabilitación de la plaza de toros, vamos a derruir el antiguo spa del Naranco para llevar ahí la pista de atletismo del Palacio y acometer en el Palacio las obras de remodelación. También estamos con los proyectos de dos de los tramos de la entrada a Oviedo por el tramo de autopista "Y".

- ¿En el Cristo?

-Algo leí de trasladar allí los Juzgados, pero no es cosa nuestra. Tendrá que ser el presidente del TSJA. Nosotros no pedimos nada para ese ámbito ni creo que nadie de mi equipo lo haga.

- Más.

-En el puente de Nicolás Soria ya están con las calicatas. En la muralla todo son inconvenientes, pero ya salió de Patrimonio y sin tardar mucho se iniciará la rehabilitación.

- ¿El martillo de Santa Ana?

-Si lo recupera el Arzobispado solo, bien. Si lo hacen con nosotros, también. Pero no puede seguir como está. Ya le dije a don Jesús (Sanz Montes) que hay que dejarlo resuelto nosotros, que si no vendrá otro a resolverlo.

- ¿En el resto del Antiguo?

-Estamos con la instalación de cámaras, hemos mejorado mucho la seguridad. Y sí, tenemos que poner en marcha un plan especial de ayudas que se está retrasando.

- ¿El Campo?

-Cuando viajo y me fijo en otros parques me doy cuenta de lo bien que está el nuestro. Pero tenemos mucho por hacer. Del aguaducho no habla nadie y es la mayor cochambre que tiene Oviedo y vamos a ver si lo adjudicamos antes de final de año. También vamos a conectar ya las fuentes. Por cierto, que quiero conectar de forma inmediata los nuevos depósitos, porque hasta que yo llegué nadie se ocupó.

- ¿Qué pasó con los bancos de la Escandalera? ¿Salieron mal?

-Que no se preocupen, que las obras que haga Alfredo Canteli, si alguna falla, al día siguiente está arreglada. Fue algo del galvanizado, pero ya vienen para acá los nuevos. Se cambia lo que haya que cambiar.

- ¿Cómo valora la crisis interna de Somos Oviedo?

-No opino. Tengo bastante con opinar de los míos, donde no hay crisis, gracias a Dios. Como en un matrimonio, siempre riñes, discutes... Pero acabamos tomando un café todos juntos. Hay desencuentros, es normal, pero si algo está funcionado bien es la coalición, no tenemos problema ninguno con nadie ni entre ellos.

- ¿Hay celos por ocupar más espacio unos u otros?

-Yo soy el primero en decirles que salgan más para decir lo que ya hicimos y menos para hablar de lo que vamos a hacer. Inevitablemente, la gente tiene ganas de contar los proyectos. Y es lógico que unos sean más protagonistas que otros porque la propia concejalía te obliga a salir más o menos. Pero también, si hace falta, se lo digo, que ya está bien, que ya saliste ayer y también anteayer. Me conocéis de sobra, tengo el equipo muy controlado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats