Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Monitores de los comedores escolares de Oviedo denuncian despidos al inicio del curso

Los trabajadores aseguran que el Ayuntamiento les prometió mantener un cuidador por unidad aunque no se cumpliese la ratio

Monitores de los comedores escolares de Oviedo denuncian despidos al inicio del curso

Monitores de los comedores escolares de Oviedo denuncian despidos al inicio del curso

La empresa encargada del servicio de comedor escolar está reduciendo la plantilla de manera "drástica", según afirman los monitores afectados, del orden de "dos o tres trabajadores por cada colegio, frente a los nueve cuidadores por cada 120 escolares que había hasta ahora. Los trabajadores aseguran que la empresa que realiza el servicio -la barcelonesa Serhsfood SL- está aplicando la ratio anterior a la pandemia, esto es, un monitor por cada diez alumnos de infantil o por cada quince de primaria, lo que hace que sobren monitores, ya que este año se han sacado menos becas de comedor y muchos padres están renunciando a ellas, de forma que hay muchos menos niños que precisan de este servicio.

Los afectados echan la culpa al Ayuntamiento de Oviedo, pues aseguran que Educación se había comprometido a aportar fondos de la lucha contra el covid-19, de forma que se pudiese mantener un monitor por cada unidad educativa, aunque esta contase con un número de alumnos inferior a la ratio establecida. Al no haber aportado el dinero el Ayuntamiento, indican, la empresa se ha negado a correr con el sobrecoste, por lo que ha recurrido a los despidos.

En la práctica, añaden los afectados, el mantenimiento de la ratio hace que un monitor tenga que atender en el comedor a alumnos de diferentes unidades, lo que rompe el tan traído concepto de "burbuja" que pretende minimizar el riesgo de contagio entre los menores y sus educadores.

Los monitores acudieron al trabajo el pasado martes, día 22, pero el miércoles se encontraron con una carta por la que se prescindía de sus servicios. Algunos de los afectados han sido reubicados en otros centros, con el consiguiente trastorno. En determinados casos, recalcan, se trata de trabajadores con varios años en el mismo servicio.

Fuentes de la Concejalía de Educación indicaron que el Ayuntamiento ha requerido a la concesionaria, sin éxito por el momento, el número de monitores que realizarán el servicio conforme a las nuevas ratios, y que desconoce si se están produciendo despidos. Por otro lado, añadieron que el contrato firmado con la empresa contiene una cláusula según la cual, si se incrementan los gastos del servicio por circunstancias excepcionales, y la alerta sanitaria podría ser una de ellas, puede emprender un proceso de reequilibrio económico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats