Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo homenajea al "poli marchoso", que se jubila

El "poli marchoso" celebra sobre el escenario su 60.º cumpleaños, en su última actuación antes de retirarse

José Vázquez, el "poli marchoso", después de recibir la tarta de cumpleaños.

José Vázquez, el "poli marchoso", después de recibir la tarta de cumpleaños. IRMA COLLÍN

El "poli marchoso", José Vázquez Suárez, se jubila. Deja lo de ser "poli" pero aún le queda marcha. La de ayer en el palacio de Congresos de Calatrava fue su última actuación perteneciendo al cuerpo de la Policía Local de Oviedo. Y coincidió con su sesenta cumpleaños, la edad de retirarse. "Es la última que hago con el uniforme", aclaró desde el escenario. Es decir, que con otro traje es harina de otro costal: "Esperamos que siga colaborando con nosotros. Es un agente de dilatada experiencia, muy creativo y con mucha imaginación. Todo un referente en el ámbito de la seguridad vial", afirmó José Manuel López, jefe de la Policía Local. Además, añadió, ha marcado a toda una generación de ovetenses, con sus continuas excursiones a colegios y con su divertida manera de enseñar las normas de tráfico.

La mañana estuvo cargada de sorpresas, sobre todo para el cumpleañero. Cuando había acabado su primera canción, apareció un misterioso mensaje dirigido al público en la pantalla del auditorio: "Decidle al poli que se gire". Le empezaron a gritar. Y entró en escena una tarta con un muñeco de José Vázquez en el centro. "Desde el Ayuntamiento te deseamos feliz cumpleaños", rezaba la inscripción. "¡Seguro que esto fue una jugada de Cova-en referencia a la concejala de festejos, Covadonga Díaz (PP)-!", se aventuró, divertido y emocionado. Y llevándose las manos a la cabeza, con los ojos enrojecidos y con la voz algo tomada, agradeció el detalle. "Se me rompieron los esquemas. No sé qué iba a decir", confesó al público, después de quitarse la mascarilla para soplar las velas . Le colmaron de aplausos -entre ellos, los de la concejala aludida, que grababa la escena con su móvil- y continuó la actuación.

Para volver a la normalidad, tras la tarta, solicitó la ayuda de "Clowntigo", la asociación sin ánimo de lucro de Payasos de Hospital. Juntos cantaron la canción de "Bici por la acera". Y aprovecharon la coyuntura para emular el "carril de la discordia" del Ayuntamiento (el itinerario ciclable provisional): con los bordes limitados por dos rayas de papel higiénico, uno de los payasos circulaba en bicicleta mientras otro fingía ser una farola colocada en el medio del trayecto, entre risas del "poli marchoso" y del público. También participó el "Doctor Tortugo" (Fran Ruiz Mancebo) para hablar de las sillas de seguridad infantiles, y la marioneta "Tuca".

Este personaje, compañera inseparable del José Vázquez, apareció por primera vez en el año 1995, en la mano del "poli marchoso", cuando este llevaba dos años en el departamento de seguridad vial. Como "Tuca" tuvo una gran acogida, el "poli" se dio cuenta de que tenía que ir a más. Y en la actualidad, con sesenta recién cumplidos, y más de treinta años de servicio, tiene diecisiete canciones compuestas, musicales, libros de cuentos, y es una eminencia en los colegios asturianos. Todo ello, sin descuidar su trabajo en la Policía Local. De hecho, hoy por la mañana tiene turno.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats