Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Noche Blanca calienta motores

Tres artistas pintan murales en la esquina de la plaza del Ayuntamiento y Magdalena como adelanto del programa cultural nocturno de mañana

Un ciclista pasa por la calle Magdalena mientras Inés Iglesias pinta su mural.

Un ciclista pasa por la calle Magdalena mientras Inés Iglesias pinta su mural. MIKI LÓPEZ

Inés Iglesias, Sara Ezquerro y Paula Fernández trabajan de cara a la pared, pero mirando al cielo cada poco. Temen que la lluvia retrase la elaboración de sus murales. Son tres pinturas en la parte baja de la fachada de un edificio en la esquina de la plaza del Ayuntamiento con la calle Magdalena que forman parte de la programación de la Noche Blanca, que se celebra mañana. En concreto, el nombre de la intervención es "Impar+1" y la coordina la Galería 451. Las tres artistas finalizarán las obras precisamente el sábado por la noche y las pinturas, de temáticas diferentes, se quedarán para siempre en la ciudad. "Queremos aprovechar todo el tiempo posible antes de la Noche Blanca porque amenaza lluvia. Debemos preparar las paredes con imprimación antes de hacer nuestros diseños", explica Iglesias subida a una escalera.

Los espacios de trabajo están delimitados por una falsa arcada del edificio y en cada uno de ellos había grafitis, la mayoría con la firma "Think". Ezquerro se decanta en su pared por la temática conceptual. En las últimas semanas fotografió varias zonas de Oviedo, especialmente el casco viejo, para inspirarse hasta hacer un boceto que usa de guía pegada en el muro. "Vengo del campo del grabado y la estampación. Aquí me he centrado en la técnica de forma planográfica, tomando como referencia diferentes cosas. Por ejemplo, un cartel puesto en la pared que ha estado mucho tiempo encolado y se ha gastado".

Al otro lado de la esquina, Iglesias prepara un mural con mucho color centrado en la envidia de las mujeres. Una pintura con mensaje. La artista es la fundadora del estudio creativo Los Patos, junto a Matteo Mastronardi, con sede en París. Fernández, conocida artísticamente como "Dudelsea", eligió ese sobrenombre porque es el resultado de fusionar dos palabras en inglés "doodle" (garabatear) y "sea" (mar), dos cosas que le apasionan.

La Noche Blanca no solo calienta motores con la actividad "Impar+1", también lo hace hoy con el proyecto "Calles de artistas". Seis artistas asturianos intervendrán en 44 comercios tradicionales de Oviedo situados en seis calles diferentes. Así, cada profesional se "adueñará" de una calle y realizará obras de arte en diferentes escaparates. El objetivo es "que un paseo por la ciudad se convierta en un ejercicio lúdico y sorpresivo donde convivan los productos del propio comercio con obras artísticas actuales. Además de fomentar el comercio de proximidad, de toda la vida". Así lo explica el comisario de esta actividad, Rafael Doctor. Los escaparates corresponden a negocios tan diversos como perfumerías, panaderías, tiendas de ropa, librerías, zapaterías, droguerías o antigüedades, que están distribuidas por las calles Milicias Nacionales, Palacio Valdés, Covadonga, Peso, Magdalena y Mon. La nómina de artistas incluye a los Hermanos Fernández Álava, Sandra Paula Fernández, Federico Granell, Jorge Nava, Breza Cecchini y Assaf Iglesias.

Este año han cambiado los horarios de la Noche Blanca debido a las restricciones que impone la pandemia, por lo que no habrá actividad más allá de la una de la madrugada. Con la Fábrica de La Vega como centro neurálgico, las actividades se desarrollan en 30 escenarios y por primera vez participarán todas las galerías de arte de la ciudad. El programa incluye artes plásticas, pero también música, danza y literatura. Además, en esta ocasión es necesario tener entradas para acceder a las actividades (gratuitas). Se pueden retirar en la página entradas.oviedo.es.

Compartir el artículo

stats