15 de octubre de 2020
15.10.2020
La Nueva España

Fernando Beltrán: "Me pidieron lo peor que se le puede pedir a un poeta, palabras"

El ovetense repasa su lucha contra el covid en la presentación de "Charcos y ballenas", su colaboración con la fotógrafa Rosa Juanco

15.10.2020 | 01:29
La fotógrafa Rosa Juanco y el poeta Fernando Beltrán, presentando su libro "Charcos y Ballenas".

De una obsesión compartida nació una exposición, y la exposición terminó por alumbrar un libro. La fotógrafa Rosa Juanco puso el objetivo sobre los charcos de agua, y le pidió al poeta ovetense Fernando Beltrán que los llenase de palabras. Así se gestó la exposición "Charcos y ballenas. Las palabras que quedan por decir", que ocupó una de las salas del Edificio Histórico de la Universidad durante el mes de diciembre del pasado año. Ayer, por fin, esas palabras quedaron dichas en la sala Clarín del mismo escenario. Una oportunidad, decía Beltrán, que tiene "la emoción de siempre", y otras más "sobrevenidas" en referencia a las circunstancias que sacudieron el país desde que se pudiese visitar la obra.

La obsesión de Beltrán tiene su lógica. Creció en un lugar en el que los charcos tenían nombre. Ovetense y, como tal, pasado por agua, el poeta recordó cómo, cuando era niño, quedaba con sus amigos en un charco del Campo San Francisco. Este se llamaba "La bota" por su forma. Pero también recuerda otras creaciones de la lluvia y el empedrado irregular mucho más ambiciosas, como era "La lechera". Desde entonces, le ha costado despegar la vista de los reflejos y la profundidad de esos charcos. Que a veces pueden ser más profundos de lo esperado, mares incluso, como el que tuvo que cruzar a nado entre los meses de marzo y abril, cuando libró su pelea contra el virus. Una lucha que recordó emocionado durante la presentación del libro.

"Lo visual, lo físico y lo plástico se mezclan con la palabra, que es también concepto visual, abismo físico, plástica belleza", explicaban en diciembre los artistas al presentar la exposición, compuesta por 40 poemas y 20 fotografías, tomadas en otoño en la región de Champagne, al noroeste de Francia. La materia prima que ahora, de la mano del cuidado diseño gráfico de Pep Carrió, ha dado lugar al libro.

Fernando Beltrán (Oviedo, 1956) es Premio "Asturias" de Poesía, autor de varios libros traducidos a diversas lenguas y creador del Aula de las Metáforas de Grado. Rosa Juanco (Madrid, 1963) tiene obra en el Museo de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid, entre otras instituciones, y desarrolla buena parte de su trabajo en Bélgica. Hoy, la "conocida fotógrafa en Bélgica (aunque ella lo niegue)", como apuntaba Beltrán, hará una donación al aula fundada por su amigo y colaborador.

Entre la exposición y la presentación del libro han pasado muchas cosas. Tantas, que hasta las obras previas han tomado un nuevo sentido. Ambos artistas se mostraron agradecidos por estar en la Universidad presentando su trabajo, por "poder estar aquí contra viento y marea". Pero es justo así, decía Juanco, como "son las ballenas y nacen los charcos".

Tras unos meses bajo la tormenta del coronavirus ayer el sol terminó por entrar por la ventana del Edificio Histórico de la Universidad. Pero los charcos también subieron a los ojos en su momento. Y el poeta tuvo la voz quebrada recordando los duros momentos de su hospitalización. Ahora, con el sol brillando sobre el recuerdo de la lluvia, decía Beltrán, es momento de defender los poemas, "igual que Federico García Lorca defendía los suyos". Leyéndolos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído