Una carrera sin horarios, sin un recorrido fijo y libre de aglomeraciones. Así será la San Silvestre este año en Oviedo, una cita "virtual" concebida con todas las medidas que exige la situación sanitaria provocada por la pandemia y que ayer fue presentada por la concejal de Deportes, la popular Concepción Méndez. La edil estuvo acompañada por Óscar Espiñeira, responsable de la empresa organizadora del evento, y del atleta Alberto Suárez Laso.

Aquellos que quieran tomar parte sólo tendrán que entrar el la página web www. sansilvestreciudaddeoviedo.com, pagar tres euros de inscripción -que irán destinados a una ONG aún sin determinar- y descargarse una aplicación que registrará el tiempo que tarde cada participante en recorrer 5,5 kilómetros por un recorrido de su propia elección. Podrá hacerse entre el 19 y el 31 de diciembre. "Serán 5.000 plazas y con cada inscripción habrá una camiseta, que podrá recogerse en un punto físico o recibirla en el domicilio. Además todos tendrán un dorsal conmemorativo y un diploma con el tiempo realizado", dice Méndez.

Por el momento sólo podrán participar a partir de los 14 años, "aunque no se descarta hacer actividades para más pequeños". No habrá premios debido al formato de este año.