Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un colector de diez millones garantizará el saneamiento de La Vega y el Vasco

Sale a licitación en 90.000 euros la redacción del proyecto para la conducción que sustituirá a la actual, sin capacidad para asumir el crecimiento de la zona

Un colector de diez millones garantizará el saneamiento de La Vega y el Vasco

Un colector de diez millones garantizará el saneamiento de La Vega y el Vasco

La Junta de Saneamiento, dependiente del Principado, acaba de lanzar el primer contrato para la ejecución de un nuevo colector que conecte el aliviadero Oviedo Sur, ubicado en el polígono del Espíritu Santo, con la estación depuradora de Villapérez. Lo que sale a licitación ahora, por un montante de 90.000 euros, es la asistencia técnica para definir un proyecto cuya ejecución práctica rondará los diez millones de euros, según las primeras estimaciones de los técnicos y a falta de lo que determine la redacción del proyecto. Este nuevo colector tiene una relevancia especial para la red de saneamiento de la capital de Asturias, ya que dará servicio a los proyectos empresariales y residenciales previstos para la zona este de la ciudad, fundamentalmente la fábrica de armas de La Vega y la parcela de la antigua estación ferroviaria del Vasco. La actual conducción es muy antiguo y no dispone de capacidad suficiente para futuros incrementos de caudales.

El plazo para la redacción del proyecto se ha fijado en ocho meses. Por tanto, las obras no estarán en disposición de arrancar antes de 2022.

En el tramo comprendido entre el Espíritu Santo y la estación depuradora de Villapérez, el colector del río Nora recoge las aportaciones de aguas residuales provenientes de la estación de bombeo del polígono industrial, así como las incorporadas desde los aliviaderos de Oviedo Norte y Sur, el de La Corredoria y el futuro de La Malata. El proyecto incluye la construcción de 3.065 metros de nuevas conducciones.

La obra se divide en tres tramos. El primero, de 115 metros de longitud, irá desde el aliviadero Oviedo Sur a la conexión del Espíritu Santo. El nuevo colector proyectado será capaz de transportar en esa zona un caudal superior en un 15% al disponible actualmente en servicio. Es decir, 3.720 litros por segundo. Se instalarán dos conducciones idénticas, de tal forma que se permita el mantenimiento por separado de cada una de ellas y se garantice una distribución homogénea de los caudales a transportar. En el inicio y el final del tramo se ubicarán sendas estaciones de control.

En el tramo comprendido entre la conexión del Espíritu Santo y el aliviadero Oviedo Norte, de un kilómetro de longitud, la capacidad pasará a ser de 5.560 litros al segundo. La solución prevista en este caso es una única conducción, transformando la actual de hormigón armado en un paso auxiliar para garantizar el mantenimiento de la que se va a construir. El tramo también contará con estaciones de control al inicio y al final del conducto.

El tercer tramo irá desde el aliviadero Oviedo Norte a la depuradora de Villapérez, en un recorrido de 1.915 metros. Se diseñará para transportar 7.000 litros por segundo, incluyendo las aportaciones futuras de La Malata. La solución proyectada pasa por una única conducción de hormigón armado dividida en dos cuerpos independientes que tendrán un reparto homogéneo de las aportaciones residuales y podrán ser objeto de labores de mantenimiento por separado También se prevén estaciones de control al inicio y al final del tramo, así como en las principales infraestructuras por las que pase la conducción.

La del Nora no es la única gran obra de saneamiento que se va a ejecutar en Oviedo durante los próximos años. El Ayuntamiento acaba de sacar a contratación la construcción del colector que permite completar la red en toda la zona oeste de la ciudad. La licitación ya se ha puesto en marcha y parte de un presupuesto base de 2,3 millones de euros, con un plazo de ejecución fijado en seis meses. Los trabajos podrían estar en marcha a finales de este año o comienzos del que viene, para culminar a mediados de 2021. La obra consiste en habilitar la conducción que desde la calle Fuertes Acevedo conectará con el colector sin uso en la calle Alejandro Casona y, más allá, con el interceptor general de la calle Olivares.

Compartir el artículo

stats