Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quitar aparcamientos y poner más autobuses, la otra solución para el HUCA

Los técnicos plantean que todas las líneas de transporte público que entran en la ciudad por Santullano pasen a hacerlo por el hospital

La nueva parada de taxis del bloque de Consultas Externas.

La nueva parada de taxis del bloque de Consultas Externas.

La construcción de un apeadero de ferrocarril en Pontón de Vaqueros, competencia del Gobierno central, no es la única medida que está encima de la mesa para atenuar las habituales congestiones de tráfico que se registran en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El Ayuntamiento y la Viceconsejería de

El HUCA por sí mismo genera alrededor de 32.500 desplazamientos diarios y ni tres de cada diez usuarios usan el transporte público para ir al hospital. El escaso atractivo del autobús queda bien de manifiesto si se tiene en cuenta que la mitad de los coches que se mueven por el HUCA cada jornada proceden del centro de Oviedo.

Los expertos que han analizado la situación del tráfico en el recinto por encargo del Principado concluyen que "la única manera real" de reducir la circulación en la zona pasa por la potenciación del transporte público y por limitar y regular las plazas de aparcamiento, especialmente las gratuitas. Según los cálculos, esta restricción del parking permitiría que unas 3.752 personas que en la actualidad usan el coche para ir al centro sanitario se pasasen al transporte público. Además, también se considera clave atajar los aparcamientos que se realizan de forma irregular en diversos puntos del complejo. Los técnico estiman, incluso, que el gobierno del Principado debería "replantearse las facilidades que se están concediendo en la actualidad a empleados del HUCA y de otros centros para disponer de aparcamiento gratuito, debiendo dedicar preferentemente estos esfuerzos al transporte público".

Junto a este recorte de aparcamientos para desincentivar el uso del coche, la receta de la descongestión del HUCA recoge la reordenación de las paradas de autobús para mejorar la circulación de estos vehículos, así como un incremento de las frecuencias. Los técnicos ponen como ejemplo la conexión entre el hospital y Gijón, que cuenta con seis expediciones diarias y que debería de pasar a catorce, según sus cálculos de demanda.

Una alternativa para potenciar el transporte público, que estaría ligada al proyecto de remodelación del acceso a la ciudad por la "Y", consiste en desviar hacia el HUCA la circulación de todos los autobuses que llegan a Oviedo por el futuro bulevar. Es decir, los de Gijón, Avilés, Siero, la comarca central y el oriente de la región. El itinerario que figura en la documentación del Principado para el caso de que se llevara a cabo esta propuesta saca los autobuses de la "Y" a través de la calle Luxemburgo, para continuar por la avenida de Roma, la avenida de Atenas/Reyes Católicos, avenida del Cantábrico y la calle Pepe Cosmen, hasta desembocar en la estación de autobuses.

El diagnóstico previo del Principado para agilizar la movilidad en el HUCA no entra a analizar la conveniencia de que se construya un apeadero de tren, toda vez que se trata de una competencia estatal, concretamente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). Sin embargo, el área municipal de Urbanismo, en consonancia con los sindicatos del tren, estiman que buena parte de los problemas circulatorios se acabarían con la construcción de un apeadero en Pontón de Vaqueros, junto al campo de fútbol de Los Castañales. Según sus promotores, se trata de una actuación que no requeriría una inversión elevada pero que, sin embargo, mejoraría mucho los accesos al hospital en transporte público. La parada propuesta se ubicaría a unos 700 metros en línea recta de la puerta de Consultas Externas, distancia que se recorre en apenas doce minutos a pie. Se trata de una alternativa vista con buenos ojos por el Gobierno regional pero que no figura en la planificación del Ministerio de Transporte ni a corto ni a medio plazo.

Por su lado, Comisiones Obreras (CC OO) defiende un plan integral de movilidad para todo el recinto. En ese contexto figura su apuesta por enlazar el apeadero de La Corredoria con el hospital mediante un servicio de autobuses lanzadera con frecuencias de diez a quince minutos. La iniciativa está recogida entre las alegaciones del sindicato al Plan para la Movilidad Multimodal en el Área Metropolitana.

Para CC OO, el servicio de lanzaderas es "la solución más ágil para afrontar un importante problema de movilidad y consecuentemente, de emisiones contaminantes; supone un ahorro económico para los usuarios; una ínfima inversión y sería rentable a muy corto plazo". De igual modo, el sindicato entiende que "se potenciarían las infraestructuras ferroviarias y se favorecería la ocupación, especialmente en los trenes de cercanía de vía estrecha de la antigua Feve".

A la vista de los problemas circulatorios en el HUCA, el Principado acometió este verano pasado una actuación para reorganizar las paradas de taxis del recinto en aras de la mejora del tráfico. Según los propios profesionales del volante y los representantes municipales, la actuación no ha dado el resultado apetecido y debe ser objeto de algunas correcciones para determinar si realmente surte efecto.

El concejal de Urbanismo, Nacho Cuesta, tiene claro que la movilidad del HUCA necesita actuaciones más en profundidad, para lo cual su departamento analiza las posibles soluciones de forma coordinada con el gobierno del Principado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats