Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Las luces de Navidad alegrarán las fiestas más tristes”, coinciden comercio y hostelería

Los negocios aplauden el esfuerzo municipal por ampliar la iluminación festiva y animan a consumir con seguridad: “Lo necesitamos”

Cartel de "cerrado" en un comercio

Cartel de "cerrado" en un comercio

El comercio y la hostelería ovetense mostraron ayer su respaldo a la decisión municipal de reforzar su apuesta por la Navidad con medidas como duplicar el presupuesto destinado a la iluminación. Los negocios consideran imprescindible para su supervivencia salvar la campaña navideña y ven en la decisión de ampliar las

Los pequeños empresarios se niegan a pensar en un nuevo confinamiento y cruzan los dedos para poder doblegar la curva de la segunda ola en las próximas semanas. A partir de ahí, creen que la apuesta del Ayuntamiento de mantener tanto la iluminación navideña como el mercadillo entre las plazas de Porlier y la Catedral son apuestas positivas. “Veo muy bien que se intente hacer más atractiva la ciudad, pues ayudará al pequeño comercio y no va reñido con el cumplimiento de las normas sanitaria en el interior de los locales”, señala el presidente de la asociación Comercio de Oviedo, Nacho del Río, quien apuesta por un alumbrado y una programación “dispersa, para evitar aglomeraciones, pero sin olvidar el espíritu de estas fechas”.

En la misma línea se pronuncian los comerciantes del Antiguo, convencidos de que la iniciativa municipal tendrá un buen impacto en la salud económica de la ciudad. “Las luces dan alegría y ayudan a promocionar el comercio seguro y responsable”, apunta, Sandra Sutil, presidenta del colectivo de emprendedores de la zona. “Será de las pocas cosas que podamos disfrutar en espacios abiertos”.

La hostelería también celebra la apuesta navideña, si bien creen que beneficiará más al comercio. “Que trabajen para salvar la campaña es de agradecer, sobre todo para los comerciantes”, apunta el presidente del Bulevar de la Sidra, Pedro Caramés, confiado en que la ambientación festiva sea “un guiño de felicidad para los ovetenses”.

Otros como David González Codón destacan la importancia del gesto municipal. “La Navidad es muy importante para los negocios y el Ayuntamiento está esforzándose para ayudarnos”, celebra el presidente de la junta local de Otea, recordando la partida de cuatro millones de euros aprobada recientemente para ayudar a los autónomos o la voluntad de facilitar la adaptación de las terrazas al invierno. “Estamos en una situación difícil y necesitamos ayuda de otras administraciones, pero Oviedo se está portando”, indicó el hostelero.

“Un poco de luz” en medio del túnel. Así ven desde la Ruta de los Vinos la apuesta por el nuevo contrato de iluminación que en el caso de la Navidad pasa de los 311.000 euros del año pasado a los 550.000 del presente ejercicio. “No nos va a venir mal, pues hay que animar a la gente a salir a la calle”, indica el presidente del colectivo de establecimientos de esta céntrica zona de Oviedo. “Ojalá nos pongan luces por aquí pues ahora más que nunca necesitamos luz”, declara Jiménez, optimista. “Estoy convencido de que en noviembre nos meterán en casa y en Navidad nos sacarán a la calle para alternar meses de barbecho y de bonanza”, apunta.

Por su parte, el presidente de la Ruta del Oviedo Antiguo, Casto Fano, ve en los planes navideños “una ayuda para no bajar los brazos” en el caso de que se les permita seguir abiertos de aquí a menos de dos meses. El hostelero lamenta la incertidumbre, pero indica que “tenemos que seguir saliendo a luchar todas las mañanas” y elogia la apuesta municipal. “Es una pequeña alegría dentro del mal momento que pasamos”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats