Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Juan recupera un ángel y una cruz que el Seprona halló tirados en una finca en Piedramuelle

La basílica ovetense exhibirá en su jardín los elementos, ya restaurados, que se perdieron hace doce años al retirarlos para hacer obras

Javier Suárez, junto a la cruz y el ángel restaurados, ayer en una nave del polígono industrial de Riaño (Langreo). | LNE

Javier Suárez, junto a la cruz y el ángel restaurados, ayer en una nave del polígono industrial de Riaño (Langreo). | LNE

San Juan El Real exhibirá a partir de hoy en uno de los jardines de su entorno dos elementos decorativos de la basílica que se habían dado por perdidos.Se trata de una cruz y de un ángel de piedra retirados durante unas obras realizadas en el edificio religioso hace

La vuelta de la cruz y el ángel se fraguó a raíz de un expediente abierto por el Seprona para denunciar un vertedero ilegal y averiguar la procedencia de los elementos de piedra hallados en una parcela sin edificar de Piedramuelle. Las pesquisas permitieron descubrir que se trataba de dos elementos retirados durante una actuación en el céntrico templo ovetense, que fueron sustituidos por otros nuevos casi idénticos por aquel entonces.

Según indica el párroco Javier Suárez, la cruz, que en su día estuvo colocada en lo alto de la fachada, y el ángel estaban muy deteriorados y los responsables de los trabajos decidieron dárselos a un camionero para que se deshiciera de ellos. El destino quiso que años después fueran hallados en la zona rural del concejo y el actual responsable de la parroquia decidiera recuperarlos para su exhibición en los alrededores de San Juan.

Javier Suárez encargó la restauración de ambos elementos a la misma empresa que acometió las últimas reparaciones urgentes de la basílica, Almeida Albañilería y Construcciones. Ayer mismo se desplazó al polígono de Riaño (Langreo), donde se encuentran almacenadas las dos piezas y la intención es que esta misma mañana sean trasladadas y colocadas en la pequeña zona ajardinada de la parte trasera de la sede parroquial.

El sacerdote confía en que el resultado guste a feligreses y paseantes. “Los limpiaron bien y los dejaron como nuevos”, apunta respecto a dos monumentos que se suman a otro ángel recientemente restaurado y colocado a principios de este mes en otro espacio verde situado a uno de los lados del inmueble religioso.

La mala situación económica obliga a la parroquia de San Juan El Real a aparcar “al menos de momento” sus planes de iniciar un ambicioso plan de obras para rehabilitar sus partes más dañadas por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento. El párroco, Javier Suárez, considera que su propuesta de un plan director de unos cinco millones de euros deberá esperar debido al efecto de la crisis económica y la necesidad de recuperarse del esfuerzo financiero realizado para hacer frente a las recientes inversiones. Suárez se muestra aliviado por la culminación de las obras más urgentes, pero no por ello tira la toalla definitivamente en su idea de seguir con las mejoras. No obstante, las donaciones de los fieles están bajo mínimos. “Los ingresos cayeron en un 70% desde el inicio de la pandemia”, explica el religioso.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats