DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detectan un nuevo edificio en el área de la villa romana de San Martín de La Estaca

El georradar identifica una construcción que podría estar ligada a una capilla de época medieval y a unos restos humanos hallados en 2013

Los restos de muro hallados en 2013 que se vincularon, entonces, a la capilla medieval de San Martín.

Los restos de muro hallados en 2013 que se vincularon, entonces, a la capilla medieval de San Martín.

La villa romana de San Martín de La Estaca sigue creciendo. Esa es, al menos, la sospecha del arqueólogo Juan Muñiz después de las últimas revelaciones del trabajo con georradar en el entorno de la finca donde ya se han encontrado dos mosaicos y otra construcción de origen romano. Las máquinas han permitido ahora avanzar 2.600 metros y han detectado un nuevo edificio de un tamaño considerable. A falta de ver exactamente la imagen rastreada por el radar y a la espera de una campaña de excavación que podría tardar entre dos o tres años, la tesis de Juan Muñiz es que se trataría de otro edificio más a sumar a los que ya se conocen de la villa, lo que daría cuenta de su importancia y quizá de la existencia de un “vicus” (una población pequeña) en la zona vinculado a los dotaciones que tenía aquel complejo romano.

El lugar donde la máquina del georradar y la lectura geofísica (son dos procedimientos que se despliegan sobre el terreno durante una semana y que permiten detectar estos restos en el subsuelo a base de cruzar datos) detectaron la nueva construcción coincide además con otra campaña desarrollada por Juan Muñiz en 2013. En aquella ocasión aparecieron restos humanos y se asociaron con la capilla medieval de San Martín, hoy desaparecida pero de la que se conserva documentación del siglo IX en los archivos de la Catedral. Entonces las excavaciones, además, de huesos humanos, sacó a la luz la parte de un muro que Muñiz creyó la tapia del cementerio. Hoy, sin embargo, con los datos que se tienen de los otros edificios romanos, las cotas y la distancia en el terreno, el arqueólogo considera que podría tratarse de una construcción romana: “No sería extraño que en la zona donde nosotros localizamos una necrópolis se hubiera construido la iglesia en la Edad Media encima de una construcción romana anterior. La secuencia sería similar a lo que pasa en Valduno y yo creo que será un edificio romano”.

“No sería extraño que se hubiera construido la iglesia sobre un edificio romano”

Juan Muñiz - Arqueólogo

decoration

La campaña del georradar se la pagó Juan Muñiz de su propio bolsillo, 3.751 euros pagados a la empresa británica Terradat con sede en Oviedo que espera recuperar parcialmente en la convocatoria de subvenciones del Principado de Asturias para campañas arqueológicas. El hallazgo no cambia, no obstante, los planes. Seguirán excavando en La Estaca cerca de los mosaicos y hasta llegar a la necrópolis y descubrir lo que el radar apenas ha empezado a dibujar pasarán al menos entre dos o tres años.

Compartir el artículo

stats