El Ayuntamiento prevé iniciar los trabajos para recuperar 82 kilómetros de sendas en el Naranco “en ocho o diez días”. Es el plazo dado ayer por el concejal de Economía, el popular Javier Cuesta después de que los coordinadores de los 74 desempleados contratados para los trabajos por el periodo de un año comenzaran los preparativos de las equipamientos que servirán de punto de encuentro para los operarios.

El objetivo de este plan de empleo es convertir el monte en “un paraíso para el turista” y un lugar más accesible para los ovetenses, pues, además de acondicionar varios trazados que servirán de conexión con diferentes barrios de la capital, se colocarán numerosos indicadores de los atractivos del espacio natural.

Las labores incluirán además el adecentamiento de puntos de interés como los neveros o los vestigios de la Guerra Civil y pretenden impulsar las visitas a pie del Prerrománico desde el casco urbano.