A la Policía Local de Oviedo no les tiembla el pulso a la hora de sancionar a aquellos ciudadanos que se saltan a la torera la normativa establecida por las autoridades para combatir la pandemia. Agentes del cuerpo municipal multaron el viernes a once personas por participar en fiestas organizadas en pisos en los que se superaba el límite fijado para poder estar en grupo y a uno de ellos también por estar dentro del municipio de Oviedo siendo de otro punto de la región, es decir, por saltarse la obligación de respetar los perímetros de seguridad.

Por otro lado, según fuentes municipales, la Policía Local también sancionó el viernes a diez personas por saltarse el toque de queda y estar fuera de sus casas después de las diez de la noche sin ningún tipo de justificación. Además, otras seis personas fueron multadas por participar en botellones a lo largo del día.

La Policía Local había sancionado hasta el pasado jueves a 521 personas por diferentes incumplimientos de la normativa fijada por las autoridades para frenar al coronavirus desde que comenzó el estado de alarma, establecido el pasado 25 de octubre.