Sergio Suárez, que trabaja como fresador en un centro de mecanizado de la Fábrica de Armas de Trubia, puede presumir de ser el europeo mejor clasificado de la Army Ten-Miler Race, una de las carreras populares más importantes de Estados Unidos. La prueba –que habitualmente se desarrolla por las calles de Washington y atrae a más de 30.000 participantes de todo el mundo– tuvo que celebrarse este año de forma virtual, es decir, que cada uno de los participantes corrió los 16 kilómetros de la prueba en un recorrido de su elección y los tiempos fueron monitorizados a través de una aplicación móvil. Sergio está convencido de que sus resultado hubiese sido aún mejore de no haber sido por el coronavirus. “A la aplicación se la puede engañar, de hecho hubo gente por encima de mí a la que superé con creces en la edición del año pasado. Yo fui fiel, envié incluso un tiempo peor que el de la edición de 2019”, asegura.

El fresador de la Fábrica de Armas de Trubia realizó el recorrido en el polígono de Silvota y su tiempo –en total una hora y trece segundos– le sirvió para colocarse en el puesto número 67, el primer clasificado masculino de nacionalidad no americana de entre los 15.194 participantes de este año. Sergio Suárez participó en representación de General Dynamics European Land Systems, el grupo europeo de la multinacional americana, que gestiona como Santa Bárbara Sistemas la factoría de Trubia. “El año pasado se organizó una carrera de 10.000 metros en Zurich y quedé el primero de todos los compañeros que se presentaron de las distintas factorías de España. También participé en la carrera de Washington –quedó el 166 de entre más de 30.000–, por eso este año me invitaron a correr”, explica el deportista. “Siempre he estado ligado al deporte, pero corriendo llevo sólo tres años. La verdad es que estoy muy contento. Quiero darle las gracias a mucha gente, pero sobre todo a mi compañero Jorge Bernardo, que me acompaña a muchas pruebas y también me ha ayudado en esta ocasión”, añade.

A Sergio Suárez ya le han enviado la medalla, pero el próximo día 2 de diciembre será uno de los protagonistas de la ceremonia virtual de entrega de premios que se va a realizar por internet. “La pena fue no poder correr en Washington porque es una pasada”, dice.