San Sebastián ha logrado con la negociación presupuestaria entre el PNV y el gobierno de Sánchez lo que Oviedo lleva esperando durante más de un lustro: la cesión de unos terrenos propiedad de Defensa ubicados en el casco urbano y que se consideran claves para el desarrollo de las ciudades. En el caso de la capital guipuzcoana se trata del Cuartel de Loyola, que, contra el caso de la Fábrica de Armas de La Vega, lejos de estar sin uso es la sede del Regimiento de Infantería “Tercio Viejo de Sicilia Número 67”. La ministra Margarita Robles era contraria al acuerdo con la formación nacionalista vasca, pero finalmente se impuso el criterio d de Pedro Sánchez para cerrar el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado para 2021.

La operación no supone en principio una cesión gratuita. Defensa y el Ayuntamiento de San Sebastián deben fijar un precio para la enajenación de los terrenos en los que se ubica el cuartel de Loyola, que el Ejército de Tierra deberá abandonar antes de que finalice el próximo año tras ese acuerdo con el PNV para su apoyo a los Presupuestos.

El acuerdo apunta que el Gobierno “culminará” durante el año 2021 la enajenación al Ayuntamiento de los terrenos del acuartelamiento de Loyola. Para ello se constituirá una comisión entre ambas partes, “fijándose el precio en base a los aprovechamientos que se obtengan de su recalificación”. La justificación de la enmienda alude a la escasez de suelo en San Sebastián para su desarrollo urbano y necesidades residenciales. “Con una superficie de veinte hectáreas constituye el único suelo apto para la construcción de un eco-barrio de dos mil viviendas”, detalla el proyecto del Consistorio para la zona.

La secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, negó hace tan solo dos semanas en una comparecencia en el Senado que el cuartel de Loyola estuviera “infrautilizado” y explicó que las alternativas ofrecidas por el Ayuntamiento de San Sebastián no reunían las condiciones necesarias de seguridad y habitabilidad. Sin embargo, Sánchez ha dado luz verde a su enajenación para atar el apoyo del PNV a las cuentas del gobierno de coalición con Podemos.

Oviedo pretende reactivar en breve las conversaciones con Defensa para lograr la cesión de los terrenos de la antigua fábrica de La Vega, descartando su adquisición. El Ministerio asegura que está a la espera de que el Ayuntamiento que preside Alfredo Canteli le presente su proyecto para el recinto.