Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus ahoga a las asociaciones vecinales: “No hay ingresos para cubrir gastos”

Las agrupaciones ciudadanas, de festejos, culturales o deportivas pierden socios por la crisis, que les impide organizar actividades para financiarse

Reparto del bollo y la botella de vino en las últimas fiestas de Tudela Veguín.

Reparto del bollo y la botella de vino en las últimas fiestas de Tudela Veguín.

Son las asociaciones vecinales las que lo denuncian, pero les ocurre lo mismo a aquellas que se dedican a organizar festejos, a las culturales o a las deportivas: el coronavirus está dejando peladas sus cuentas bancarias y ya hay muchas que temen por su supervivencia. “Ahora mismo no hay ingresos de ningún tipo para cubrir los gastos. Hay entidades que tenemos la cuota de los socios, que evidentemente no da todo lo que hay que pagar”, explica Pablo Álvarez Cabañas, de la asociación San Juan de La Corredoria, un colectivo que a lo largo del año organiza “talleres, cursos y otro tipo de actividades que suponen muchos gastos”. Por no hablar de aquellas asociaciones que tienen que afrontar el alquiler de un local, el agua, la luz o los servicios judiciales que algunas ofrecen a sus socios.

La asociación de vecinos de San Juan, por seguir con el ejemplo, vive todo el año de la ganancia que genera su chiringuito de San Mateo, un dinero que este año no han recibido. Pero no son los únicos que se autofinancian, otros lo hacen organizando eventos, en las barras de las fiestas, vendiendo lotería o por otros métodos. Ahora han perdido esas vías de financiación y lo están pasando mal. Tanto que están pidiendo a los bancos que no les cobren las tarifas de mantenimiento y las posibles operaciones que se generen mientras la situación no mejore y puedan volver a arrancar. “Entre pitos y flautas son unos 150 euros al año fijos y bastante más por las operaciones. Cada vez que un socio hace un ingreso se quedan con parte, por ejemplo”, explica Alberto Tercero, tesorero de la asociación Reconquista, que representa a los vecinos del centro. Luis Miguel Fernández, presidente de los vecinos de San Juan, pide lo mismo. “El Ayuntamiento debería conseguir que los bancos no nos cobren porque somos colectivos sin ánimo de lucro”, señala.

Compartir el artículo

stats