Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una lámpara caída en una mudanza provocó el incendio que arrasó dos pisos en un edificio de Oviedo: "Estuvimos a punto de una desgracia"

Las llamas provocaron dos heridos y cas 30 desalojados

Arriba, estado en el que quedaron varios pisos tras el incendio. Abajo, una vecina siendo ayudada por la Policía Nacional. | LNE

Arriba, estado en el que quedaron varios pisos tras el incendio. Abajo, una vecina siendo ayudada por la Policía Nacional. | LNE

“¡Rápido, salid todos de casa que se está quemando el edificio!”. A grito pelado. Así fue como un vecino dio la voz de alarma al resto de residentes del número 19 de la calle Teodoro Cuesta. Eran las dos de la tarde. Algunos estaban comiendo y otros tirados en el sofá viendo la tele cuando una columna de humo comenzó a crecer desde una de las ventanas del segundo que da al patio de luces hasta el cielo. De esa forma empezaron unos minutos de angustia que poco después darían paso a una sensación de alivio. Las llamas tuvieron su origen en la caída de una lámpara sobre unas cajas de cartón utilizadas para una mudanza. En apenas media hora arrasaron dos pisos y dañaron considerablemente un tercero. Entretanto, el inquilino de la vivienda en la que comenzó el fuego sufrió varias quemaduras y otra vecina de avanzada edad resultó herida al caerse cuando trataba de ponerse a salvo. Una treintena de personas fueron desalojadas. “Podemos estar contentos porque estuvimos a punto de una gran desgracia”, celebraban los que salieron ilesos.

La sombra del fatídico incendio de abril de 2016 en el que falleció el bombero Eloy Palacio sigue merodeando en el ambiente y por ello los servicios de emergencias no escatimaron medios para atender la llamada de los vecinos en apuros. Varias patrullas de la Policía Nacional y la Policía Local y tres camiones de bomberos se plantaron en Ciudad Naranco en menos que canta un gallo. Una columna de humo visible desde todos los rincones de la ciudad había encendido las alarmas y en un primer momento se pensó que las llamas salían del ático.

Los sanitarios atendiendo a una anciana herida durante el desalojo del edificoi incendiado. | LNE

Los bomberos se elevaron en su cesta y comprobaron que el origen estaba más abajo. Concretamente fue en el 2º H donde un vecino con problemas de movilidad y que se había mudado el sábado sufrió un desgraciado accidente. Las cajas vacías de cartón usadas para la mudanza combustionaron como la pólvora al entrar en contacto con una bombilla extremadamente caliente. El inquilino trató sin éxito apagar por sus medios las llamas, que se extendieron hasta el piso de arriba e invadieron la fachada que da al patio de luces. “Cuando salió tenía la cara negra y el pelo le ardía”, comentaron quienes presenciaron el rescato de un hombre que fue llevado al HUCA para recuperarse de sus heridas.

Caída fortuita

Una treintena de vecinos fueron desfilando escaleras abajo. De ellos, doce fueron atentidos por inhalar grandes cantidades de humo, pero la peor parte se la llevó una mujer de avanzada edad que cuando ya estaba en el portal se tropezó y cayó al suelo teniendo que ser trasladada en ambulancia al hospital para estudiar el alcance de los daños ocasionados por el impacto de la caída.

Dos heridos y 30 desalojados por un aparatoso incendio en Ciudad Naranco

Casi la totalidad del resto de afectados fueron realojados, si bien los daños sufridos por algunas de las viviendas obligaron a buscar alternativas temporales para los afectados hasta que se puedan reparar los importantes daños provocados por el fuego. “Casi todos los cristales que dan al patio de luces reventaron con el calor”, indicaron fuentes de la investigación.

Compartir el artículo

stats