La prueba deportiva más tradicional de Oviedo aspira este año a tener repercusión en “todo el mundo”. La concejalía de Deportes renunció a organizar la “San Silvestre” convencional por las restricciones sanitarias, pero a cambio decidió poner en marcha una virtual con la esperanza de que los ovetenses que no regresen a casa por Navidad a causa de la pandemia puedan disfrutar del evento “de una manera especial”.

Para tomar parte en la “San Silvestre” ovetense de este año será indispensable contar con un dispositivo móvil. Los participantes pueden inscribirse desde hoy a través de una aplicación creada para la ocasión. Los atletas deberán cubrir una marcha de 5,5 kilómetros entre los días 14 y 31 de este mes activando la aplicación. Una vez cubierto el recorrido, su tiempo será registrado con el objetivo de establecer una clasificación final.

La iniciativa carece de interés competitivo, pues en esta ocasión no habrá premios y la única recompensa será la de figurar en muchos casos “un año más” en las tablas clasificatorias de la prueba.

La elección del recorrido es libre, si bien el Ayuntamiento recomienda algunos itinerarios como la senda de La Corredoria o el Parque de Invierno para cubrir los 5,5 kilómetros del evento. Igualmente se habilitará una prueba para niños con un trazado de un kilómetro y todos los participantes en este apartado recibirán una camiseta conmemorativa.

La edil de Deportes, Conchita Méndez, animó a los ovetenses a tomar parte en una cita para la que han comprometido su participación varios ganadores de las últimas ediciones y muchos rostros conocidos colaborarán animando a participar en la carrera virtual a través de las redes sociales.