El comercio y la hostelería son esenciales para la economía de Oviedo, motivo por el que LA NUEVA ESPAÑA pretende dar visibilidad al apoyo a estos dos sectores a través de una nueva campaña. El espacio #soisesenciales presenta a los pequeños negocios de la capital del Principado, comercios y locales de restauración, que están siendo muy castigados por las consecuencias económicas de la crisis sanitaria. La campaña cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Oviedo y está abierta a la incorporación de todas aquellas instituciones o entidades que quieran mostrar su respaldo al comercio y la hostelería local.

Los dueños de los pequeños negocios de Oviedo, los propietarios de bares, restaurantes o sidrerías y el resto de los autónomos que se han visto obligados a cerrar sus puertas afrontan un momento crítico. Muchos de ellos echan cuentas y empiezan a considerar tarea dificultosa volver a abrir sus negocios si las administraciones no ponen en marcha planes de ayuda para salir de un pozo que cada vez se hace más profundo. Si la pandemia no se reconduce, comerciantes y hosteleros vaticinan “un futuro muy negro” y “cierres en cadena” en dos sectores cruciales para la economía local.

Julio C. Giganto

Julio C. Giganto

Julio C. Giganto, hostelero: “La comida para llevar no da para vivir”

“Lo que tendrían que haber hecho es encerrarnos a todos durante quinca días. Un confinamiento total para hacer frente de verdad al virus”, señala Julio César Giganto, que tiene un bar en la calle Piñole. “Nosotros servimos cafés y comida para llevar, pero eso no nos da para vivir. Ni siquiera para pagar las facturas. La hostelería está pagando los platos rotos”, subraya.

Conrado García

Conrado García

Conrado García, hostelero: “Queremos que lleguen las ayudas”

“Prometen mucho, pero por ahora las cosas están muy fastidiadas y todavía no hemos visto ninguna ayuda. Queremos que lleguen las ayudas y que lleguen rápido”, explica Conrado García, que tiene su negocio en la calle Argañosa. Él también sostiene que los cafés y la comida para llevar no son la solución. “Eso no nos sirve para nada con todo lo que tenemos encima”, señala.

Lucía Incera

Lucía Incera

Lucía Incera, diseñadora: “La gente está posponiendo las bodas”

Lucía Incera tiene un taller de diseño y confección de trajes para novia en la calle Cabo Noval, y claro, está que trina. “La cosa está muy mal porque todo el mundo está posponiendo las bodas con todo lo que está ocurriendo y eso es un desastre para nuestro sector”, dice. “Llevo tres años trabajando aquí y es sin duda el peor momento de todos”, resume Lucía Incera.