Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Corredoria

Un fuego en el mercado de La Corredoria aviva el clamor para que abra al público

“Si no empieza a funcionar cuanto antes, el edificio va a terminar cayendo sin haberse llegado a estrenar”, denuncian las asociaciones vecinales

Los daños provocados por el incendio en la fachada trasera del edificio del mercado de abastos de La Corredoria.

Los daños provocados por el incendio en la fachada trasera del edificio del mercado de abastos de La Corredoria.

Un incendio provocado al arder un sofá colocado junto a una de las puertas del mercado de La Corredoria ha vuelto a avivar las exigencias de las asociaciones del barrio, que solicitan la apertura inmediata de un servicio paralizado desde hace ocho años y sometido a varias remodelaciones a consecuencia de las deficiencias provocadas por el paso del tiempo. El fuego, que se produjo alrededor de las diez y media de la noche del domingo, afectó a parte de la fachada trasera del edificio, al tejado exterior, causó daños en el cableado y provocó destrozos en el interior del inmueble. “Los bomberos estuvieron trabajando hasta la una y media de la madrugada. Fue un incendio grave, no una simple llamita”, dice Roberto Casero, un vecino que vive justo frente al mercado de abastos y que fue el primero en bajar a tratar de apagar las llamas.

Dice Roberto Casero que salió a la ventana porque su perra estaba ladrando de una forma que no es habitual. Cuando se asomó pudo ver “dos sombras” quemando el sofá que “un grupo de chavales” había colocado días atrás en la parte trasera del edificio. “Se reúnen ahí unos cuantos y en ocasiones hacen hasta fiestas. Este edificio está totalmente abandonado y cada poco hay problemas. Esta vez ha sido un incendio, pero lo habitual es ver a gente haciendo pintadas u otro tipo de cosas aún peores”, explica el vecino, que relata al detalle lo ocurrido. “Lo primero que hice fue coger un extintor del portal y tratar de apagarlo. Lo vacié y fui a por otro, pero las llamas eran tan altas que las del techo eran imposibles de sofocar”, señala.

Según explica Roberto Casero, agentes de la Policía Local y también del cuerpo Nacional de Policía estuvieron durante todo el día de ayer vigilando la zona y tratando de encontrar a los autores. “Me consta que han identificado a unos cuantos chavales que andaban por aquí, pero no creo que les sea fácil dar con los autores porque estaba muy oscuro y se fueron rápido”, explica. “Lo que habría que hacer es mantener una vigilancia más periódica y no dejar que un edificio como este se siga deteriorando. Cualquier día va a caer abajo sin que se haya estrenado. Hace poco estaba todo bien pintado y arreglado, pero esto se ha vuelto a dejar y ya está lleno de pintadas y de suciedad”, afirma el vecino que ayudó a apagar el incendio.

Roberto Casero se refiere a la intervención que se llevó a cabo en el mes de marzo, la enésima en un edificio que en su momento costó casi 3.5 millones de euros y que ya ha necesitado varias obras para no venirse abajo. Un taller de empleo municipal terminó los trabajos en el interior del inmueble y lo dejó listo para albergar un nuevo proyecto. Entre otras cosas, los operarios derribaron todos los tabiques que había para delimitar los puestos y han convertido la planta principal en un espacio diáfano que le permitirá al adjudicatario moldear el proyecto a su gusto. “Lo que hay que hacer es abrirlo de una vez. Si no lo hacen se va a acabar cayendo sin estrenarse”, dice Jesús García Peón, del colectivo vecinal Asparve.

El Ayuntamiento pretendía haber sacado a concurso la gestión del mercado a lo largo del primer semestre del año, pero la pandemia lo paralizó todo y la idea ahora es hacerlo “a principios de 2021”. El concejal de Economía, el popular Javier Cuesta, asegura que, a pesar de todos los contratiempos, los trámites siguen adelante y que se están ultimando “unos pliegos atractivos” para garantizar la concurrencia de empresas al concurso.

Compartir el artículo

stats