Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto para el viejo HUCA recibirá luz verde este año

El gobierno local apoya el proyecto del Principado, pero quiere definir mejor los usos y que sean preferentemente universitarios

Edificios del viejo hospital, en el Cristo.

Edificios del viejo hospital, en el Cristo.

El plan especial en tramitación para permitir los nuevos usos previstos en el recinto del viejo HUCA del Cristo quedará aprobado a lo largo de este año, si no hay complicaciones inesperadas. Así se lo trasladó ayer la directora general de Ordenación del Territorio del Principado, Sonia Puente Landázuri, al director general de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo, Jorge Mier, en el transcurso de la reunión telemática que mantuvieron para abordar la situación de este proyecto, inmerso desde hace años en una maraña administrativa que ha impedido el derribo de las edificaciones que no van a ser conservadas y el establecimiento de usos provisionales. Como consecuencia, el complejo se ha ido deteriorando de manera preocupante, según han puesto de manifiesto de manera reiterada urbanistas y vecinos de la zona.

Puente aprovechó el encuentro para detallar los avances “del proyecto de desarrollo y regeneración urbana” que el Principado, propietario mayoritario de los terrenos, prevé para los terrenos del viejo HUCA. “Tendrán reflejo en la modificación parcial del Plan General de Ordenación (PGO) de Oviedo y en la redacción del plan especial que confiamos en tener aprobado este año, con la colaboración del Ayuntamiento”, indicó la responsable autonómica. Según explicó, el plan para el barrio permitirá llevar a cabo un “proyecto de transformación urbana de alcance metropolitano”, con “criterios de sostenibilidad”. Además, avanzó que la actuación, basada en un concurso internacional de ideas, incluirá “itinerarios peatonales, espacios y equipamientos públicos de calidad, un modelo residencial innovador y avanzados criterios de eficiencia energética que ya se aplican en otras ciudades españolas y europeas”.

“Por parte del Ayuntamiento, nuestra disposición a colaborar es absoluta, hay que dar una solución a ese ámbito de oportunidad, que lleva demasiado tiempo abandonado a su suerte”, indicó Mier, quien precisó que el gobierno local “está de acuerdo con el plan que se propone para la zona, aunque creemos que habría que definir más los usos que queremos dar a los equipamientos, que, como ya hemos dicho muchas veces, creemos que deben ser prioritariamente universitarios”.

Los plazos

“Desde el área de Urbanismo trataremos de agilizar los plazos al máximo para que ese plan especial vea la luz este mismo año, atendiendo los intereses de Oviedo y de los vecinos del barrio”, añadió el alto cargo municipal.

El ambicioso plan elaborado con el objetivo de resucitar los 230.000 metros cuadrados que se encuentran prácticamente abandonados desde el traslado del HUCA del Cristo a La Cadellada en 2014 está un poco más cerca desde que el Ayuntamiento anunció, a finales del pasado año, que quedaban rechazadas todas las alegaciones presentadas a la modificación puntual del PGO para el ámbito. De esa manera, dejaba vía libre para la aprobación inicial de un proyecto que aspira a convertir los terrenos del antiguo hospital en un gran campus universitario, con varios edificios administrativos, áreas verdes y unas 800 viviendas nuevas.

Aunque las obras del nuevo HUCA de La Cadellada se habían iniciado en 2005, y ya se hablaba de esa posible mudanza desde finales de la década de los ochenta del pasado siglo, la discusión sobre los terrenos del antiguo hospital no se abrió hasta que quedaron sin uso hace ya más de seis años. El concurso internacional de ideas para definir la actuación se lanzó en febrero de 2017.

Compartir el artículo

stats