La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Oviedo, Cristina Coto, se refirió esta mañana a lo acontecido el pasado martes en el Pleno a raíz de la propuesta de urgencia que presentó para para revertir la cancelación de abonos para los conciertos del Auditorio, las Jornadas de piano o la Zarzuela. “El concejal José Luis Costillas mintió en el último Pleno al afirmar que no había abonos para la OSPA ya que hemos confirmado que el pasado 28 de diciembre se anunció la puesta a la venta de los mismos para la temporada de invierno, lo que se hizo con fecha 29 de diciembre”, dijo Coto, en alusión a que el concejal del equipo de gobierno afirmó en su intervención que el argumento de VOX era erróneo por incluir la OSPA como una de las entidades que había puesto a la venta abonos para toda la temporada, como también ha hecho la Ópera de Oviedo. “Igualmente -continuó Cristina Coto- los usuarios siguen negando que se esté manteniendo una publicidad suficiente de las actividades propias lo que denota la falta de interés de cara a que los ciudadanos estén informados de las mismas.

Este gobierno ha optado por hacer publicidades generales de los actos, pero no recordatorias de cada actividad”. Por estos motivos, Cristina Coto advierte que “desde VOX exigimos la puesta en marcha de un ambicioso plan de difusión de las actividades culturales del Ayuntamiento de Oviedo. A la vez resulta lamentable que el Teatro Campoamor carezca de una página web informativa, lo cual solicitaremos al equipo de gobierno”. Siguiendo con temas culturales, la concejal señaló que desde Vox “urgimos al bipartito a transferir con la mayor brevedad la subvención que le corresponde a la Fundación Musical Ciudad de Oviedo correspondiente al año 2021 y a la firma del convenio”. Y en cuanto a otros temas relacionados también con la Fundación Municipal de Cultura, y concretamente, con el cine, indicó que “nos preocupa mucho que se haya cancelado uno de los dos pases diarios del Ciclo Radar de cine, una actividad anterior al bipartito y muy asentada en la ciudad. Nos tememos que esto sea el preludio de un recorte de esta actividad”, concluyó Cristina Coto.