Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canteli quiere reabrir El Asturcón este año como centro ecuestre de “referencia mundial”

El Alcalde asegura que las negociaciones con tres inversores internacionales interesados en las instalaciones “están muy avanzadas”

El caballo “Massara”, en el centro ecuestre El Asturcón, en 2018. | LNE

El caballo “Massara”, en el centro ecuestre El Asturcón, en 2018. | LNE

Alfredo Canteli quiere convertir Oviedo en una “referencia mundial” del deporte ecuestre. El Alcalde se ha puesto como objetivo reabrir este mismo año las instalaciones del Asturcón, prácticamente en desuso desde hace un lustro, y ya tiene sobre la mesa para ello las propuestas de tres grandes inversores internacionales vinculados al sector de la equitación con los que, según fuentes de Alcaldía, “las negociaciones están muy avanzadas”.

Aunque los contactos se están llevando con mucha discreción, según ha podido saber este periódico, de las tres propuestas ofrecidas al Consistorio, una proviene de un grupo árabe y otra de un inversor británico con ascendencia mexicana. A éstas se sumaría una tercera, también llegada del extranjero y que aunaría a distintas personas interesadas en invertir en este tipo de negocios.

Desde el Ayuntamiento ven en este interés empresarial una oportunidad para poner en valor un centro cuyo cierre fue decretado a mediados de 2016 por el tripartito, aunque un pequeño grupo de propietarios que el entonces gobierno municipal calificó de “okupas” siguieron usando las instalaciones hasta la primera mitad de 2018. “El proyecto supondría un salto para la ciudad en lo deportivo, lo económico y lo social”, indican fuentes de Alcaldía, confiando en que grandes eventos ecuestres podrían poner Oviedo en el mapa para las élites de muchos países.

El centro ecuestre El Asturcón fue inaugurado en 1999 tras una inversión de unos 30 millones de euros. El complejo cuenta con una superficie de 300.000 metros cuadrados y alberga un picadero cubierto, varias pistas de alta competición, gradas para más de 3.000 espectadores y algo más de 400 boxes para caballos. El espacio cuenta con instalaciones para oficinas, un restaurante y una tienda, así como para un equipamiento veterinario que ahora podría ganar especial protagonismo tras el cierre de la única instalación de este tipo en el norte de España, ubicada en la vecina León.

Si bien el Ayuntamiento ha destinado fondos a la conservación de las instalaciones, la falta de un uso deportivo –actualmente solo utilizan El Asturcón los usuarios de la hipoterapia– se ha traducido en un deterioro progresivo de las instalaciones y su puesta al día conllevaría inversiones de cierta magnitud. No obstante, los planes del Alcalde dejan abierta la posibilidad de que se puedan hacer importantes mejoras en las dependencias para que puedan acoger grandes premios y competiciones internacionales de primer nivel.

Compartir el artículo

stats