El Grupo Municipal Socialista se reunió ayer con representantes del Real Oviedo Rugby Club para abordar los problemas que sufre el club ante el mal estado de las instalaciones en la falda del Naranco. "El PP y Ciudadanos han ignorado sistemáticamente sus peticiones para que se repare el terreno de juego que está convertido en un auténtico lodazal. Las derechas sí se han ocupado de echar el freno al acuerdo que el pasado mandato se firmó entre Ayuntamiento y Principado para asumir a medias la obra y cerrar la cesión de las instalaciones a manos municipales", subrayan fuentes socialistas, que censura "la callada por respuesta y la falta de información que han sido la estrategia del PP y Ciudadanos respecto a la situación del campo de rugby". "Desde el pasado verano, la responsable de Deportes no habla con la directiva del equipo por lo que desde el grupo socialista exigimos al equipo de gobierno que al menos tenga la decencia de dar la cara y recibir al equipo para explicarles sus planes de futuro y justificar su decisión de parar la cesión", señala el PSOE en un comunicado.

 Los socialistas consideran que "el acuerdo representaba una situación más que ventajosa, no solo para los clubes, sino también para el municipio". "La operación de cesión de los campos de rugby y fútbol y su unión con el parque Pura Tomás suponía la creación de un gran complejo deportivo y de ocio en la ladera del Naranco", añaden. Por ello, Wenceslao López, Natalia Sánchez y Diego Valiño trasladaron al presidente del Real Oviedo Rugby Club, Arturo Méndez, su "total apoyo a las reivindicaciones del club y su afición· y le informaron que las próximas comisiones plenarias se interesarán de nuevo por el asunto.

 "Lamentablemente, la cesión de los campos de rugby y fútbol es parte de la lista interminable de proyectos paralizados totalmente por el PP y Ciudadanos. La política de tierra quemada y frenazo que están practicando las derechas estanca a Oviedo en la parálisis" concluyen los socialistas.