El concejal de Urbanismo e Infraestructuras y vicealcalde de Oviedo, Nacho Cuesta (Cs), declaró recientemente que el nuevo centro deportivo de la empresa Enjoy Wellnes y las pistas de atletismo cubiertas que se prevén para la parcela del fallido spa de Ciudad Naranco van a servir para que el barrio gane “equipamientos deportivos de primer nivel” y para experimentar “una mejora sustancial”, pero los vecinos no están para nada de acuerdo. “Nuestras necesidades no quedan cubiertas con estos dos proyectos, ni mucho menos. El nuevo gimnasio no es público y las pistas de atletismo no van a poder ser utilizadas por los vecinos porque son sólo para los clubes. En este barrio no tenemos espacios para hacer deporte y seguiremos sin tenerlos”, denuncia Marisa Álvarez, la presidenta del colectivo Activa Ciudad Naranco.

Los integrantes de la asociación de Marisa Álvarez mantuvieron una reunión con Nacho Cuesta a finales de octubre del 2020, un encuentro en el que el vicealcalde les dejó claras las intenciones del Ayuntamiento. “Nos dijo que las pistas de atletismo no se iban a poder usar porque van a estar ocupadas a todas horas por los clubes que ahora entrenan en el Palacio de los Deportes. Se supone que ese suelo iba a utilizarse en beneficio de los vecinos del barrio, pero en vista de lo que nos han dicho no va a ser así”, dice la presidenta de la asociación, que ya ha solicitado más información sobre ese proyecto sin recibir más que alguna pincelada. “También nos comentó que en el mismo recinto de las pistas de atletismo se va a instalas una cancha polideportiva, pero que tampoco la íbamos a poder utilizar ni siquiera para que los chavales del barrio jueguen un partido. Ahora mismo están jugando al fútbol en el parque del Papa –por la plaza de Juan Pablo II– porque no tienen otro sitio donde hacerlo”, añade.

Los vecinos critican además el mal estado de la parcela en la que iba a colocarse el fallido spa. “Además de saber que no vamos a poder usar las futuras instalaciones tenemos que soportar que la parcela esté totalmente descuidada, con muchas de las vallas rotas y llena de suciedad. Cuesta nos dijo que no se podía hacer nada hasta que no se lleve a cabo el derribo, que en teoría iba a ser inminente”, señala Marisa Álvarez. “No queremos este tipo de instalaciones. Lo que necesitamos de verdad son piscinas, polideportivos cubiertos y canchas al aire libre que sean municipales y puedan usar los vecinos”, recalca. En este sentido, Activa Ciudad Naranco volvió a solicitarle a Nacho Cuesta la posibilidad de utilizar un solar ubicado entre las calles Coronel Bobes, Ricardo Montes y Almacenes Industriales para habilitar un área deportiva. “Nos ha dicho que hablará con los dueños de la parcela”, señala Álvarez.