Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Defensa confía en cerrar con Canteli un acuerdo “definitivo” por La Vega que “beneficie a Oviedo”

El Ministerio, que no se aferra a la venta, afronta la negociación abierto a estudiar los planes de Oviedo y Canteli destaca su “buena disposición”

La Fábrica de Armas de La Vega.

La Fábrica de Armas de La Vega. Miki López

El Ministerio de Defensa espera cerrar con el gobierno de Alfredo Canteli un acuerdo “definitivo” sobre La Vega para el que pone como condición que “sea beneficioso para la población de Oviedo”. Es el mensaje que trasladan a LA NUEVA ESPAÑA los portavoces oficiales de Margarita Robles ante el reinicio de la negociación por el antiguo recinto de la fábrica de armas que las partes esperan hacer efectivo en breve, una vez que se normalice la complicada situación que ha generado la nevada en Madrid y cuando lo permitan las restricciones en marcha para tratar de contener la pandemia. El encuentro al máximo nivel entre el Ayuntamiento y Defensa ya estaba previsto para la segunda quincena del pasado octubre, pero los cierres perimetrales por el virus obligaron a suspenderlo.

Aunque los contactos entre las partes durante el anterior mandato se centraron, por decisión del tripartito, en la compra de los terrenos, el Ministerio no se cierra a otras alternativas y está dispuesto a estudiar cualquier propuesta que le haga llegar el gobierno local. A este respecto, Alfredo Canteli descarta la adquisición por considerar excesivo el coste –la última tasación conocida elevaba por encima de los 44 millones el valor del recinto– y pretende negociar una cesión que involucre también a Defensa en el desarrollo de la parcela. El departamento de Margarita Robles cerró el pasado año un acuerdo para ceder a la Universidad de La Coruña la antigua fábrica de armas de la ciudad, para un vivero tecnológico ligado a las TIC, a cambio de un canon de 260.000 euros anuales. Además, dentro de la última negociación presupuestaria con el PNV, Defensa también ha accedido a facilitar al Ayuntamiento de San Sebastián el cuartel de Loyola mediante una contraprestación económica cuya cuantía no ha trascendido.

Los tres pilares del plan de Canteli para La Vega


A - “Abajo los muros”. El proyecto incluye un parque urbano en la parte del recinto que linda con el tramo superior de la Tenderina Alta, donde están los hoy ruinosos chalés de ingenieros, y que hace esquina con la calle Adelantado de La Florida, en dirección a la glorieta de la Cruz Roja. Las dimensiones no están decididas, pero la zona verde llegará al menos hasta la zona donde están la capilla y el antiguo archivo de la fábrica.


B - La milla empresarial. En la zona intermedia, el plan recoge un polo industrial capaz de generar un importante volumen de empleo. La idea es que el sector biosanitario tenga una importante implantación, como continuidad de la “milla de la bata blanca”, pero no en exclusiva. También están previstos usos residenciales y culturales, estos últimos en la zona ya cercana a Santullano


C - La “puerta” de Oviedo. El nuevo plan de Santullano incluye una entrada a la ciudad que penetra en los terrenos de la Fábrica de Armas de La Vega, atravesando la nave de Sánchez del Río, para desembocar en la glorieta de la Cruz Roja. El trazado aparta 160 metros el tráfico de la iglesia prerrománica de San Julián de los Prados. El gobierno municipal maneja otras dos alternativas: una que rodea la nave de Sánchez del Río y otra que ni entra en La Vega.

Tras los primeros contactos con Robles el pasado septiembre en Trubia, durante una visita de la Ministra a la fábrica de armas de la localidad, y a la vista de los llamamientos a un acuerdo que “satisfaga a ambas partes”, Canteli subraya la “buena disposición” de Robles y de su equipo para que La Vega revierta a la ciudad. Es más, el regidor pretende que algún alto cargo o la propia Ministra venga a la ciudad para que conozcan de primera mano en qué situación se encuentra el antiguo recinto fabril, sin uso desde hace ocho años.

El plan

El planteamiento que el Alcalde va a trasladar a Defensa para La Vega incluye un gran parque urbano en la parte que da al tramo superior de la Tenderina Alta, donde están los hoy ruinosos chalés de ingenieros, y que hace esquina con la calle Adelantado de la Florida en dirección a la glorieta de la Cruz Roja. Sus dimensiones no están decididas al detalle, pero esta zona verde alcanzará, al menos, hasta donde se levantan la capilla y el antiguo archivo. La zona intermedia estaría dedicada a la creación de un polo empresarial y residencial, mientras que un tercer sector, ya en la parte de Santullano, permitiría habilitar la nueva vía de entrada a la ciudad, apartando hasta 160 metros el tráfico de la iglesia prerrománica de San Julian de los Prados, y varias naves de uso cultural.

En principio, y con el objetivo de facilitar la operación, Canteli prevé solicitar a la Ministra la cesión de, aproximadamente, 20.000 de los 120.000 metros cuadrados disponibles en La Vega, de forma que Defensa también pueda sacar réditos mediante el desarrollo de otras zonas del enclave.

La idea del Alcalde es que, por lo que respecta a las parcelas que sean cedidas al Ayuntamiento, La Vega se convierta en un polo empresarial capaz de generar un elevado volumen de empleo. El ámbito biosanitario, tal y como defiende la Cámara de Comercio para ampliar y potenciar la “milla de la bata blanca”, será una de las prioridades de ese complejo, pero no en régimen de monocultivo.

Además, el regidor considera que en el recinto también debe haber aprovechamientos residenciales, algo que obligará a recalificar los terrenos, por cuanto todavía están catalogados como industriales por su pasado fabril.

Compartir el artículo

stats