Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presión vecinal contra otra prórroga al contrato de la perrera, que acaba el día 31

Las asociaciones reclaman que salga ya a concurso la gestión del albergue de animales

Representantes vecinales con Mario Arias y Nacho Cuesta, primero y segundo por la izquierda en la bancada del lado derecho de la mesa.

Representantes vecinales con Mario Arias y Nacho Cuesta, primero y segundo por la izquierda en la bancada del lado derecho de la mesa. LNE

El marco de los encuentros periódicos del concejal de Participación Ciudadana, Mario Arias, con representantes de federaciones y asociaciones de vecinos, sirvió, esta semana para que, ante la presencia del concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Nacho Cuesta, el colectivo vecinal redoblara la presión sobre el polémico cambio de gestión del albergue de animales. Juan García, representante del Oviedo Antiguo, aprovechó el encuentro con Cuesta, de cuya área depende la perrera, para reclamar que no se concediera una nueva prórroga a los actuales gestores del albergue, cuyo contrato de explotación finaliza en diez días, el 31 de enero.

La polémica por la gestión del albergue de animales de La Bolgachina se desencadenó cuando la clínica veterinaria que lo dirigía subcontrató la gestión a otra empresa, posibilidad prevista en las condiciones de la licitación del servicio. Los nuevos gestores, que se encargan de varios centros de este tipo en la región, fueron recibidos con el rechazo general de los colectivos animalistas, que los acusan de malas prácticas con los animales. Los enfrentamientos entre defensores de los animales y el nuevo equipo se trasladaron también a un conflicto laboral con la trabajadora que coordinaba la actividad en la perrera. Ahora, los vecinos han comprobado que el contrato finaliza el 31 y piden que no se le conceda una nueva prórroga, posibilidad que prevén las condiciones de gestión del servicio. El Ayuntamiento ha dicho, de momento, que no hay tiempo para lanzar un nuevo pliego, si bien los vecinos reclaman que finalice el servicio y se articulen medidas transitorias hasta que se pueda convocar un concurso al que se pueda presentar cualquiera que desee gestionar el servicio.

Al margen de la perrera, en la reunión con Mario Arias y Nacho Cuesta también salieron a relucir diversos problemas relacionados con las líneas y las paradas de los buses urbanos en la zona rural y en la Florida y las asociaciones fueron informadas de los planes en la Plaza de Toros, el viejo HUCA o la entrada a Oviedo.

Al término de la reunión, Mario Arias quiso remarcar “el buen tono y clima constructivo” que existe en estas reuniones mensuales con los vecinos que se enmarcan, subrayó, “dentro de la apuesta permanente por el diálogo del Gobierno de Alfredo Canteli”.

Compartir el artículo

stats