El zoológico El Bosque, en San Esteban de las Cruces, acaba de incorporar dos nuevas especies a su nómina de inquilinos fruto de la colaboración con el Principado de Asturias para recuperar animales autóctonos. Se trata de un pájaro carpintero y una garcilla bueyera con lesiones irrecuperables, que tras unas semanas no se han podido rehabilitar por completo y que ahora pasarán sus días bajo los cuidados del personal del equipamiento ovetense. El pájaro carpintero fue encontrado en una cuneta y tiene unas secuelas cerebrales importantes, y la garcilla resultó herida al chocar contra un cable de alta tensión.