El atropello de un trabajador de la empresa de reparto de cubos de basura en el barrio de Pumarín ha provocado la reacción de los vecinos, que exigen medidas de seguridad para un barrio que consideran peligroso en cuanto al tráfico. "Reiteradamente nuestra Asociación reclamó al Ayuntamiento de Oviedo la regulación del tráfico. en las horas de entrada y salida de los centros escolares de nuestro barrio. Ayer por la tarde, una vez más, se produjo un atropello en la calle Melquiades Cabal, justo delante del colegio Lorenzo Novo Mier. Se produjo en un momento en el que se concentraban muchos vehículos recogiendo a los escolares que salían del centro, el autobús urbano en su parada y el reparto de cubos de basura", explica José Manuel Sariego, el presidente de la asociación vecinal Fuente de Pando.

Los vecinos exigen medidas para acabar con el "peligro" que supone el tráfico en Pumarín. "Desde hace años venimos solicitando la colocación de badenes reguladores de velocidad en la calle Joaquina Bobela, con el fin de disminuir la alta velocidad de los vehículos antes de acceder a la calle Melquiades Cabal, una vez atravesada la avenida de Pumarín", señala el presidente del colectivo vecinal. "También hemos propuesto en múltiples ocasiones la creación de caminos escolares seguros, sin que ninguna de estas propuestas haya sido atendida por los distintos equipos de gobierno municipal", añade José Manuel Sariego.

La asociación de vecinos Fuente de Pando pide además que el Ayuntamiento "cumpla las normas del nuevo código de circulación y limite de una vez a 30 kilómetros por hora" la velocidad en toda la zona urbana.