“La asistencia al cine, al teatro o a otro evento cultural no es causa justificada que permita evitar un cierre perimetral, ni la condición de abonado altera el régimen de excepción. Por ello, no se puede asistir a un espectáculo en otro concejo desde un concejo en nivel de alerta 4 + (nivel de riesgo extremo) ni, en el caso de estar en un concejo sin cierre, se puede asistir a un espectáculo que se celebre en un concejo en nivel 4 +”. La respuesta textual de las autoridades sanitarias de la región a una consulta formulada por la Consejería de Cultura a instancias de ayuntamientos como Oviedo, que pedían un indulto para la programación cultural, echa por tierra cualquier esperanza.

El concejal de Cultura de Oviedo, José Luis Costillas, había avanzado esta semana que pediría a la Consejería que la asistencia a la ópera o a la próxima temporada de zarzuela, se contemple como excepción a la hora de aplicar los cierres perimetrales. En diciembre, la Delegación del Gobierno validó la entrada a la ópera como salvoconducto para superar el límite del toque de queda, a fin de que pudiesen retornar a sus domicilios tras las representaciones, pero en la ópera “Los pescadores de perlas” no se ha dado permiso para que los abonos sirvan de salvoconducto para superar el cierre perimetral.

La Consejería de Cultura ha trasladado la consulta y ha obtenido un “no” por respuesta. El Principado enumera los motivos que llevan a esta negativa: la medida del cierre perimetral se adopta por decreto del presidente del Principado siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias tras analizar el nivel de alerta en cada territorio y establecer estas, tras observar los indicadores de incidencia acumulada a 14 días, la incidencia en mayores de 65 años en 14 días y la trazabilidad, que un concejo se encuentra en un nivel de riesgo extremo. Para esos casos, las actividades culturales no tienen restricciones, pero sí existe la limitación de entrada y salida. “Dada la gravedad de la situación, se considera necesario limitar la movilidad entre concejos, con el fin de contener los contagios y controlar la expansión de la enfermedad, permitiéndose solo en casos limitados y debidamente justificados”, concluye.