El PSOE de Oviedo criticó esta mañana con dureza el denominado Plan 30, una iniciativa municipal que incluye la ejecución de treinta obras menores y de tramitación sencilla en los siete distritos de Oviedo. En su día se presentó como un plan enfocado a ayudar al sector de la construcción y mejorar las infraestructuras del municipio, pero los socialistas consideran que no cumple con su cometido. “El cacareado Plan 30 que el PP y Ciudadanos vendieron como receta mágica para reactivar la economía y poner al día las obras pendientes en los barrios se ha quedado en una retahíla de parches con una inversión testimonial”, dice el PSOE. 

La oposición sostiene que el Plan 30 es un ejemplo de la mala gestión del actual equipo de Gobierno. “De las 33 obras que componían el plan, a día de hoy, están finalizadas y recepcionadas solamente 5, el 15 por ciento. En términos económicos, el balance del Plan 30 sigue la estela de los peores resultados de inversión que arroja la nefasta gestión de 2020. De los 1,8 millones de euros presupuestados están ejecutados y certificados 195.194 euros”, sostienen los socialistas. “La promesa repetida de Ignacio Cuesta (Cs), responsable de Infraestructuras, fue que todo el Plan 30 estaría terminado en diciembre de 2020 y que serviría como estímulo económico para que las empresas del sector de la construcción crearan empleo. Otro titular de humo que añadir a la infinita lista del concejal de Infraestructuras”, asegura el concejal Fidel Rodríguez. “Al señor Cuesta le gusta mucho vender proyectos con pompa y circunstancia, la pena es que la realidad de su gestión cuando pasa el tiempo no es más que un fiasco”, añade.

Las cinco actuaciones que a día de hoy sí cuentan con certificación final de obra son las siguientes, según el PSOE: mejoras en el vial de la calle Doctor Alfredo Martínez (36.869 euros), remodelación de la glorieta de la Cruz Roja (36.996 euros), reurbanización del callejón de la calle Velázquez (45.966 euros), reparación de goteras en Radio Vetusta (45.859 euros) y la mejora de la seguridad vial y accesibilidad de varias paradas de bus pertenecientes al servicio público de transporte urbano (29.504 euros).