Los grupos parlamentarios de Podemos e IU hacen piña para intentar garantizar la conservación casi íntegra de la Fábrica de Gas de Oviedo. Los diputados regionales Ángela Vallina (IU) y Rafael Palacios (Podemos) anunciaron que mañana presentarán ante la Junta General del Principado una Proposición No de Ley conjunta para solicitar que la Fábrica de Gas sea declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y se constituya un consorcio público que se encargue de negociar su adquisición del complejo y frenar los planes de derribo del gobierno municipal.

La portavoz de IU, Ángela Vallina, defendió la oportunidad de la iniciativa parlamentaria como “la mejor vía” para garantizar el futuro de este elemento industrial. “Entendemos que ya pasó la época de la destrucción del patrimonio en aras de los intereses urbanísticos y ya tenemos demasiada experiencia en ello”, subrayó.

La diputada calificó de incongruencia que supone, por un lado, pretender la declaración de Oviedo como Patrimonio de la Humanidad y, al mismo tiempo, “las posiciones de algunos grupos políticos que van contra la protección de elementos arquitectónicos y culturales como la Fábrica de Gas”.

Por su parte, el diputado de Podemos Asturias, Rafael Palacios, que estuvo acompañado por el edil de Somos, Ignacio Fernández del Páramo, el primer objetivo de esta iniciativa es “paralizar la piqueta”, algo que sería posible con la declaración de BIC.