Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iván López Reynoso: “El Campoamor es un ejemplo de tenacidad, es admirable que mantenga su programa”

“Oviedo Filarmonía es una orquesta que hace posible lo imposible, como se vio en la ópera, es un modelo de compromiso y entusiasmo”

Iván López Reynoso, en el Campoamor.

Iván López Reynoso, en el Campoamor. Miki López

El mexicano Iván López Reynoso, principal director invitado de Oviedo Filarmonía, liderará a la orquesta en las representaciones de “Granada”, el programa doble formado por “La Tempranica”, de Gerónimo Giménez, y “La vida breve”, de Manuel de Falla, que el próximo día 25 (19.00 horas) inaugura, en el teatro Campoamor, la vigésima octava edición del Festival de Teatro Lírico Español, que organiza la Fundación Municipal de Cultura.

–¿Cómo se relacionan las dos piezas que conforman ese programa doble?

–Son dos partituras emblemáticas del repertorio lírico español, que están hermanadas en esta producción por su vínculo con Granada. La propuesta escénica del maestro Giancarlo del Monaco, que se pudo ver en el Teatro de la Zarzuela de Madrid el año pasado, se construye a partir de esta cercanía entre ambos compositores en algún momento, con un encuentro que no es necesariamente ficticio, sino que pudo llegar a suceder. Y es relevante porque Gerónimo Giménez y Manuel de Falla son dos compositores importantísimos para la historia de la lírica en España, y a través del diálogo entre ellos, o de este posible encuentro entre ellos, y de la manera en la que la música de Gerónimo Giménez inspira a Manuel de Falla se desarrolla la visión escénica de este espectáculo.

–¿Cómo se vinculan a nivel musical, de partitura, estas dos obras?

–Son dos partituras muy distintas con estilos que corresponden también a dos épocas muy diferentes de la creación musical en este maravilloso país, pero se encuentran también muchas similitudes entre ambas. Son dos obras de un gran lirismo, de una gran belleza, abordadas de una manera muy distinta: Gerónimo Giménez se orienta mucho más hacia el sentimentalismo, mientras que Manuel de Falla va más hacia el expresionismo. Yo creo que, en este sentido, tenemos una velada con dos obras que se complementan maravillosamente y que se convierte en un espectáculo muy entero de principio a fin.

"Granada" se sube a las tablas del teatro Campoamor Miki López

–¿Cómo afrontan usted y la orquesta este cambio de ritmo entre una obra y la otra?

–Es muy interesante porque la manera en la que ambas obras se vinculan es también muy estilística: las dos hablan mucho de un lenguaje musical, y de una autonomía del lenguaje musical, que se empezaban a buscar. En ese sentido yo creo que Giménez influye definitivamente en la música de Manuel de Falla, y en “La vida breve” encontramos mucho de Giménez, pero también encontramos mucho de un Falla que era ya una auténtica referencia internacional en la composición. Es muy divertido trabajar ambas obras juntas porque nos encontramos con dos maneras muy distintas, pero al mismo tiempo muy cercanas, de comunicar expresiones y emociones y sentimientos. Y creo que esa es la gran magia que tendrá este doble título.

–En un año muy complicado, Oviedo Filarmonía ha vivido también momentos importantes, como la representación en paralelo de las óperas “Madama Butterfly” y “Fidelio”. ¿Siente que todas estas experiencias pueden haberle servido a la orquesta para madurar o para superar sus propios límites?

–Yo creo que todos salimos de esta pandemia siendo personas diferentes, creo que nos ha dejado a todos enseñanzas que no olvidaremos nunca. Este periodo tan complicado nos ha cambiado la vida, y definitivamente es muy personal y muy individual cómo se aprovecha y cómo se crece ante una situación de esta magnitud. Para Oviedo Filarmonía, creo que será un año inolvidable, un año crucial en su historia, porque les ha permitido, nos ha permitido, darnos cuenta de todo lo que podemos ofrecer y de todo lo que podemos hacer. Me siento muy orgulloso de formar parte de una formación como Oviedo Filarmonía, porque es una orquesta que hace posible lo imposible. En ese caso del que habla, hacer once funciones de ópera de dos títulos tan distintos en doce días, es algo que nunca nos hubiéramos imaginado, y creo que lo pudimos hacer porque nadie nos dijo que no lo podíamos hacer. A ese nivel llega el compromiso y el entusiasmo, y también la calidad humana y artística, de esta maravillosa orquesta y de sus componentes. Es algo que caracteriza a esta agrupación.

"Gerónimo Giménez y Manuel de Falla son dos compositores importantísimos para la historia de la lírica en España"

decoration

–También el teatro Campoamor está logrando un imposible, al mantener toda su programación pese a las restricciones sanitarias. ¿Se está valorando lo suficiente el esfuerzo del teatro y de todos los ciclos y formaciones por mantener la actividad?

–Creo que lo que se está haciendo en el Campoamor, y en toda Asturias, tendría que servir como referente mundial y como ejemplo de tenacidad y de voluntad. Es definitivamente admirable que, en una situación mundial como la que estamos pasando, haya instituciones, personas y artistas que apuesten por la cultura, que yo creo que no es un lujo: es una necesidad. Así como es necesario comer, así como es necesario el alimento para la fisionomía del ser humano, yo creo que la cultura es importante para el alma, es el alimento emocional. Yo lo veo de esta manera y me parece admirable lo que se está haciendo aquí, por eso soy el primero en agradecerlo y en aplaudirlo. España es de los pocos sitios del mundo en los que se está apostando por una actividad cultural a pesar de las dificultades. Creo que cerrar la cultura es lo más fácil, quizás hasta lo más conveniente, pero no lo más necesario. Lo necesario es luchar para que esto siga adelante.

La Fundación de Cultura renueva el convenio con la orquesta

La Fundación Municipal de Cultura (FMC) ha renovado el convenio anual con la Fundación Musical Ciudad de Oviedo, que comprende a Oviedo Filarmonía y a la Banda de Música. Tiene una cuantía de 2.930.000 euros. El presidente de la FMC, José Luis Costillas, manifestó su intención de involucrar más a estas formaciones en los actos culturales, en la búsqueda por incorporar a nuevas generaciones a “la tradición melómana, que es marca de la casa en Oviedo”.

Compartir el artículo

stats