Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento quiere negociar ya con EDP un nuevo plan para la Fábrica de Gas

Urbanismo seguirá las recomendaciones del Principado y se dispone a buscar fórmulas para preservar la nave de la Popular Ovetense

Vista del interior de la nave de la Popular Ovetense.

Vista del interior de la nave de la Popular Ovetense.

El informe del Consejo de Patrimonio del Principado de Asturias sobre la Fábrica de Gas desvelado por LA NUEVA ESPAÑA abre la puerta a la modificación del Plan Especial que regula el futuro urbanístico de la parcela. Así lo considera el área de Urbanismo, que ve en las recomendaciones de Patrimonio una palanca para impulsar el cambio de la normativa. “El informe de Patrimonio sobre la Fábrica de Gas”, declaró ayer el concejal de Urbanismo y primer teniente de Alcalde, Nacho Cuesta, “pone de manifiesto lo que siempre hemos mantenido en Urbanismo, que sería beneficioso modificar y mejorar el Plan Especial vigente y encontrar fórmulas para mantener alguno de los elementos de esos terrenos que no tienen protección, como es el caso de la nave de la Popular Ovetense”.

El portavoz de Ciudadanos ve corroboradas en las exigencias de Patrimonio la posición que mantenía el área de Infraestructuras municipal, que pedía a EDP presentar el plan de urbanización a la vez que el plan de descontaminación. Cuesta también aprueba las nuevas exigencias de “documentar más la historia del recinto y los trabajos necesarios para la descontaminación”.

El área de Urbanismo se ve también respaldada en su idea de modificar el Plan Especial, algo que, inciden, el anterior gobierno no se planteó abordar. “Aunque a algunos no les interese, es importante recordar”, recalcó Cuesta, “que el actual Plan Especial se aprobó en el año 2012 con los votos a favor del PSOE y con el visto bueno de Patrimonio, que en su momento consideró suficiente el grado de protección que tiene la Fábrica a día de hoy. El informe también pone en evidencia la vaga actuación del anterior equipo de gobierno, que nunca planteó la modificación del plan que tanto reclaman ahora”.

Un recinto fabril centenario en el Antiguo

FÁBRICA

DE GAS

Azcárraga

LA LLEGADA DEL GAS

Y LA ELECTRICIDAD A OVIEDO

Paraíso

A finales del siglo XIX Oviedo empieza a ensayar un sistema de alumbrado de gas. La primitiva fábrica de gas (de la que hoy no se conserva nada) se establece en los terrenos de las huertas del deán en 1857. En 1899 la Sociedad Popular Ovetense pide permiso para construir, en los mismos terrenos, un pabellón para generar electricidad con la combustión de carbón. Salvo esa nave, la mayoría de vestigios industriales que hoy se conservan pertenecen a la fábrica tal y como creció y se constituyó en los años treinta del pasado siglo.

La parcela, enmarcada por las calles Postigo, Paraíso y Azcárraga, suma 12.000 metros cuadrados. La eléctrica HC, absorbida en 2005 por EDP, cesó su actividad industrial allí en las últimas décadas del pasado siglo y a principios de este abandonó las pocas oficinas que todavía ocupaba. El plan especial está aprobado desde 2012.

Gasómetro

Popular

Ovetense

Popular

Ovetense

Postigo Bajo

POPULAR OVETENSE

La Sociedad Popular Ovetense, dedicada a traer gas, agua y electricidad a la ciudad, se constituyó con suscripciones de los vecinos a finales del XIX. Su primera fábrica, el pabellón de la calle Postigo (1899), es el elemento más antiguo de todo el conjunto fabril que hoy se conserva.

El medallón de Postigo

Estructura externa

El logotipo de la Sociedad Popular Ovetense, realizado en azulejos y en estilo Art Decó en la fachada de la calle Postigo, es obra de un joven Joaquín Vaquero Palacios, hijo del que fuera primer director de la fábrica, Narciso Hernández Vaquero.

El plan especial solo obliga a conservar la fachada de Postigo (protección ambiental). No obstante, el Ayuntamiento está dispuesto a estudiar de la mano de EDP distintas fórmulas para conservar eventualmente otros muros del inmueble.

Un recinto fabril centenario en el Antiguo

FÁBRICA

DE GAS

Azcárraga

Paraíso

Gasómetro

Popular

Ovetense

Popular

Ovetense

Postigo Bajo

LA LLEGADA DEL GAS

Y LA ELECTRICIDAD A OVIEDO

A finales del siglo XIX Oviedo empieza a ensayar un sistema de alumbrado de gas. La primitiva fábrica de gas (de la que hoy no se conserva nada) se establece en los terrenos de las huertas del deán en 1857. En 1899 la Sociedad Popular Ovetense pide permiso para construir, en los mismos terrenos, un pabellón para generar electricidad con la combustión de carbón. Salvo esa nave, la mayoría de vestigios industriales que hoy se conservan pertenecen a la fábrica tal y como creció y se constituyó en los años treinta del pasado siglo.

 

La parcela, enmarcada por las calles Postigo, Paraíso y Azcárraga, suma 12.000 metros cuadrados. La eléctrica HC, absorbida en 2005 por EDP, cesó su actividad industrial allí en las últimas décadas del pasado siglo y a principios de este abandonó las pocas oficinas que todavía ocupaba. El plan especial está aprobado desde 2012.

POPULAR OVETENSE

La Sociedad Popular Ovetense, dedicada a traer gas, agua y electricidad a la ciudad, se constituyó con suscripciones de los vecinos a finales del XIX. Su primera fábrica, el pabellón de la calle Postigo (1899), es el elemento más antiguo de todo el conjunto fabril que hoy se conserva.

El medallón de Postigo

El logotipo de la Sociedad Popular Ovetense, realizado en azulejos y en estilo Art Decó en la fachada de la calle Postigo, es obra de un joven Joaquín Vaquero Palacios, hijo del que fuera primer director de la fábrica, Narciso Hernández Vaquero.

Estructura externa

El plan especial solo obliga a conservar la fachada de Postigo (protección ambiental). No obstante, el Ayuntamiento está dispuesto a estudiar de la mano de EDP distintas fórmulas para conservar eventualmente otros muros del inmueble.

Un recinto fabril centenario en el Antiguo

FÁBRICA

DE GAS

Azcárraga

LA LLEGADA DEL GAS

Y LA ELECTRICIDAD A OVIEDO

Paraíso

A finales del siglo XIX Oviedo empieza a ensayar un sistema de alumbrado de gas. La primitiva fábrica de gas (de la que hoy no se conserva nada) se establece en los terrenos de las huertas del deán en 1857. En 1899 la Sociedad Popular Ovetense pide permiso para construir, en los mismos terrenos, un pabellón para generar electricidad con la combustión de carbón. Salvo esa nave, la mayoría de vestigios industriales que hoy se conservan pertenecen a la fábrica tal y como creció y se constituyó en los años treinta del pasado siglo.

 

La parcela, enmarcada por las calles Postigo, Paraíso y Azcárraga, suma 12.000 metros cuadrados. La eléctrica HC, absorbida en 2005 por EDP, cesó su actividad industrial allí en las últimas décadas del pasado siglo y a principios de este abandonó las pocas oficinas que todavía ocupaba. El plan especial está aprobado desde 2012.

Gasómetro

Popular

Ovetense

Popular

Ovetense

Postigo Bajo

POPULAR OVETENSE

La Sociedad Popular Ovetense, dedicada a traer gas, agua y electricidad a la ciudad, se constituyó con suscripciones de los vecinos a finales del XIX. Su primera fábrica, el pabellón de la calle Postigo (1899), es el elemento más antiguo de todo el conjunto fabril que hoy se conserva.

Estructura externa

El plan especial solo obliga a conservar la fachada de Postigo (protección ambiental). No obstante, el Ayuntamiento está dispuesto a estudiar de la mano de EDP distintas fórmulas para conservar eventualmente otros muros del inmueble.

El medallón de Postigo

El logotipo de la Sociedad Popular Ovetense, realizado en azulejos y en estilo Art Decó en la fachada de la calle Postigo, es obra de un joven Joaquín Vaquero Palacios, hijo del que fuera primer director de la fábrica, Narciso Hernández Vaquero.

Nuevos pasos

La lista de nuevas condiciones de Patrimonio a la puesta en marcha del plan de descontaminación abre también nuevas incógnitas y dilata los plazos para la modificación de la parcela. Por el momento, precisan fuentes municipales, hay que esperar a que Patrimonio envíe el documento oficial para poder darle traslado y que los servicios municipales puedan informar a EDP de sus obligaciones como propietarios del suelo.

La empresa, por su parte, se encuentra con este nuevo documento en una situación extraña en la que la misma administración regional, solo que en dos departamentos diferentes, le pide una cosa y la contraria.

Por un lado, Medio Ambiente urge a EDP a descontaminar los terrenos con el recordatorio de que si no cumple los plazos podría arriesgarse a una multa. Por otro, el consejo de Patrimonio pone en duda ahora la necesidad de descontaminar (que conllevaría en circunstancias normales la demolición de buena parte de la nave de la Popular Ovetense), afirma que las prospecciones no se completaron y exige que se justifique la necesidad de estos trabajos.

EDP quiso guardar silencio ante la publicación en este periódico del contenido del informe de Patrimonio, a la espera de tener acceso oficial al documento. No obstante, representantes de la empresa participaron ayer en una reunión en el Colegio de Arquitectos de Asturias (COAA) en el contexto de la ronda de contactos que esta institución está manteniendo con las distintas partes implicadas en la parcela de la fábrica de gas,

La postura de los arquitectos también se ha visto en parte respaldada por el informe de Patrimonio, en especial en lo relativo a las “debilidades” que señala en el Plan Especial de César Portela, que el colegio viene criticando desde hace seis años.

Pese a estas críticas que incluye Patrimonio en su informe, también allí se reconoce que este órgano del Principado encargado de velar por el patrimonio cultural ya dio el visto bueno al Plan Especial vigente y al derribo parcial de la nave de la Popular Ovetense, con una protección limitada a la fachada de la calle Postigo.

Lo que se plantea ahora no es, por tanto, aumentar la protección de la Fábrica de Gas, como pidieron en la Junta General Izquierda Unida y Podemos. Las conclusiones de Patrimonio pasan por añadir nuevas condiciones antes de emitir un informe favorable al plan de descontaminación (nunca se plantean rechazarlo), pero no por salvaguardar la totalidad del recinto como se reclamaba desde algunos sectores. Estas nuevas exigencias pasan por presentar también el plan de urbanización de la parcela, el de reposición de los elementos protegidos en el Plan Especial, un estudio histórico-arquitectónico de la parcela, un plan arqueológico y un estudio en detalle de dos de los elementos principales: la marquesina de Sánchez del Río y la nave de la Popular Ovetense.

En esos requisitos referidos a la vieja construcción de finales del siglo XIX es donde se encuentra también la exigencia relativa a la descontaminación. Patrimonio señala, en este punto, que la aparición de unos espacios abovedados bajo rasante han impedido hacer las prospecciones adecuadas, por lo que exige más detalle del estado del suelo en este punto a EDP.

Negociación

Desde el punto de vista de la negociación entre EDP y el Ayuntamiento para la compra de la fábrica, algo que el equipo de gobierno de Canteli mantuvo en todo momento, el informe de Patrimonio también modifica las posiciones en que se encontraban las dos partes. Si el Ayuntamiento estaba siendo presionado por EDP para obtener la licencia que les permitiera acometer los trabajos de descontaminación, presionada la empresa a su vez por la amenaza de multa de Medio Ambiente, la retahíla de nuevas exigencias de Patrimonio pone la pelota ahora en el tejado de la propietaria de los terrenos. Queda ver si EDP acata e intenta apurar nuevas soluciones con el Ayuntamiento, como sugiere el Principado y quiere el área local de Urbanismo, o si, por el contrario, intenta amarrarse a los derechos que sobre sus terrenos le aporta la legalidad urbanística vigente del Plan Especial y recurre el informe de Patrimonio y las nuevas obligaciones que de él se derivan.

El PSOE pide que el Colegio de Arquitectos asesore y en la junta IU pasa del BIC a la compra

El PSOE presentó ayer una proposición que, según el portavoz de los socialistas en Oviedo, Wenceslao López, resulta “coherente” con las nuevas exigencias de Patrimonio y marca una “hoja de ruta” en la misma dirección. Lo que el PSOE pide, con ánimo de “colaborar” con el equipo de gobierno, es impulsar el futuro de la Fábrica de Gas a través de una colaboración con el Colegio de Arquitectos de Asturias (COAA). El PSOE plantea que sea el Colegio de Arquitectos quien ayude a fijar el nuevo plan de usos y a asesorar a EDP en el plan de descontaminación, con el objetivo puesto en salvar la mayor parte del patrimonio industrial, pese a que existe un Plan Especial vigente que López ve “necesario corregir por su efecto dañino”. A las pocas horas de la proposición del PSOE, Izquierda Unida planteaba una nueva proposición no de ley en la Junta, tras el fallido intento de la declaración de BIC de hace días. Esta vez se inspira en la “magnífica iniciativa” del PSOE e insta al Gobierno a que impulse una negociación entre el Ayuntamiento y EDP, a que participe en la compra y a que el Colegio de Arquitectos elabore un plan de usos. Casi todos los grupos se vieron reflejados en el informe de Patrimonio. Somos Oviedo agradeció que escucharan “la movilización ciudadana” y mandaran sentarse a negociar, en palabras de Nacho del Páramo, y Cristina Coto (Vox) mostró su acuerdo con la idea de que “antes de ponerse a derribar el Ayuntamiento informe qué va a hacer en el recinto y qué va a hacer con los elementos de valor patrimonial”.

Compartir el artículo

stats