DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estudiar Robótica y Minería del espacio en Oviedo, un nuevo reto para Minas

La escuela confía en que el nuevo rector apruebe incluir las nuevas asignaturas en un grado de Ingeniería Minero-Metalúrgica y Energética

La entrada principal a la Escuela de Ingeniería de Minas de Oviedo. | LNE

La entrada principal a la Escuela de Ingeniería de Minas de Oviedo. | LNE

La Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de Oviedo quiere cambiar la denominación del título de grado que oferta, el Grado en Ingeniería de Tecnologías Mineras, para hacerlo “más acorde a la realidad de los estudios que se imparten y más atractivo cara a los alumnos”. La nueva denominación sería Grado en Ingeniería Minero-Metalúrgica y Energética, e incorporaría al menos cuatro nuevas asignaturas: Túneles y obras subterráneas, Minería espacial, Minería submarina y Robótica.

“Lo que estamos viendo es que el grado actual no es acorde a los campos de actividad profesional de los estudios, ya que no aborda esa triple vía de la minería, la metalurgia y la energía. Y por otro lado, también creemos que con esa denominación este grado no resulta tan atractivo a los potenciales alumnos, debido a las connotaciones que tiene la minería en Asturias, donde se asocia a unas explotaciones de carbón que están en declive”, reflexiona el director de la Escuela de Ingeniería de Minas, Francisco Javier Iglesias.

Esta asociación, de hecho, podría incluso suponer un perjuicio crucial a la hora de captar nuevos alumnos. Por ello, desde la dirección de la Escuela de Minas se aspira a desvincular la titulación de este tipo particular de minería, y que recoja, desde su mismo título pero también en su programa, toda la amplitud de salidas profesionales que puede tener un ingeniero formado en el centro ovetense. Por ello, prevén incorporar a la titulación asignaturas como las dedicadas a la Robótica, la Minería espacial y la Minería submarina, que responden a ámbitos de desarrollo natural de la profesión, y otra como Túneles y obras subterráneas, cuya inclusión responde a la demanda de docentes y alumnos por profundizar en ese ámbito de conocimiento.

“No es nada gratuito. La minería espacial y la submarina son ámbitos muy relevantes para la profesión, y en cuanto a la inclusión de la robótica, es algo imprescindible para trabajar en asteroides o para las explotaciones a grandes profundidades, a las que no puedes mandar a una persona. Son cuestiones que están ahora mismo muy presentes en el sector, y de hecho la Colorado School of Mines de Estados Unidos acaba de abrir un curso de Minería espacial, lo que nos da un poco de rabia porque podríamos haber sido nosotros los primeros si se hubiera aprobado este cambio en el grado cuando lo propusimos”, explica Iglesias.

Desde la Escuela de Minas achacan la paralización en el cambio de la denominación del grado al equipo rectoral de Santiago García Granda, aunque también lamentan la oposición de otros centros universitarios a esa remodelación del grado. Aunque Iglesias no precisa, algunas fuentes señalan que la propuesta del centro ovetense habría tenido detractores en el Campus de Mieres y en la Escuela de Ingeniería Politécnica de Gijón, los primeros por su pretensión de unificar y asumir el grado de Minas, y los segundos por la inclusión de estas nuevas asignaturas. “Tras las reuniones que tuvimos en campaña con el nuevo rector, Ignacio Villaverde, creemos que ahora puede darse este cambio de denominación. Y también nos consta que su idea no es agrupar títulos, porque no cree que sobre nadie en la Universidad, sino que a su juicio todos sumamos”, sostiene Iglesias. García Granda se impuso, en las elecciones, entre el profesorado de Mieres y Gijón, y Villaverde ganó en la Escuela de Minas.

“No tendría sentido que el grado de Renovables fuera a otro sitio”

Más allá del cambio de denominación del grado de Ingeniería de Tecnologías Mineras, el otro gran reto de la Escuela de Minas cara al futuro es la implantación del grado de Energías Renovables y Sostenibilidad, una iniciativa presentada hace más de dos años por el centro ovetense y que, tras el visto bueno del Principado, llamó la atención de otros centros, de nuevo la Escuela Politécnica de Gijón y el Campus de Mieres, para asumirlo. Aunque la propuesta gijonesa quedó rápidamente descartada, la opción de llevarlo a Mieres cuenta con cierto respaldo político. “No tendría sentido que el grado de Energías Renovables y Sostenibilidad fuera para otro sitio. Es una propuesta de esta Escuela, que presentó un proyecto pionero en España, y hemos tenido que luchar mucho para sacarlo adelante”, afirma Francisco Javier Iglesias.

Compartir el artículo

stats