Una Semana Santa atípica, sin procesiones en las calles, pero con cultos en los templos y planes virtuales para que los fieles y seguidores de estas celebraciones también puedan sentirse parte de ellas. El pistoletazo de salida lo dará el próximo día 26 la presentación, en el salón de plenos del Ayuntamiento, del cartel ganador del concurso convocado este año por primera vez por la Junta de Hermandades, que preside Luis Ángel García, a su vez diputado mayor de organización de la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén, “La Borriquilla”.

“Me ha sorprendido la respuesta; hemos recibido trabajos de fuera de Asturias y de gente con cierto nombre y peso”, indica García, que constata el interés de las seis cofradías de la ciudad por mostrar las imágenes y pasos en los templos y organizar vía crucis virtuales retomando la experiencia del año pasado. Entonces fue aún peor. La Semana Santa coincidió con el confinamiento y ni siquiera las iglesias estuvieron abiertas. “Entendemos que aunque no haya procesiones sí se va a celebrar la Semana Santa”, recalca García. Para ello, las cofradías también ultiman sus planes, que se detallan a continuación.

Hermandad de los Estudiantes. El domingo 28 de este mes la hermandad celebrará el acto de recepción de nuevos cofrades. Es el día más importante del año para la entidad, solo precedido en relevancia por las fechas procesionales, tal como señala Iván Zapico, capataz de la hermandad. Otro de los planes es la celebración de un vía crucis en el Monsacro, con el Cristo de la Misericordia que será subido por una cuadrilla de costaleros, rodeado de antorchas. “Nuestra idea es retransmitirlo en streaming para todo el mundo; al ser un acto al aire libre esperamos que no haya problema”, añade Zapico. Para el viernes de Dolores está prevista la realización del tradicional pregón del Costalero, en la capilla del edificio histórico de la Universidad, con aforo reducido . Los pasos se montarán y prepararán para ser visitados en la casa de la hermandad, con sede en la parroquia de la Tenderina. Tendrá que esperar la presentación del nuevo paso de Loreto, que tendrá lugar después de Semana Santa. Actualmente se preparan en una orfebrería de Sevilla las capillas de plata que lo acompañarán.

Real Cofradía del Silencio y Santa Cruz. La hermandad con sede en la parroquia de Santa María La Real de la Corte colocará balconeras en las calles que forman parte del recorrido procesional, tal como indica su abad, Armando Arias. “Nosotros las llevamos y recogemos gratuitamente, nuestra intención es que al menos el espíritu festivo esté presente en la calle”, señala. También planean mostrar las imágenes en el templo.

Archicofradía del Santo Entierro. La cofradía, con sede en la parroquia de San Isidoro, también mostrará al público sus imágenes y organizará algún evento virtual, tal como indica Luis Manuel Alonso González, hermano mayor de la cofradía. “Es un contratiempo no poder procesionar, pero lo más fastidioso es la situación que vivimos, aunque parece que va mejorando”, asegura. La próxima semana la cofradía se reunirá para terminar de definir los planes de la Semana Santa. “Lo que sí haremos es adornar la imagen como hacemos siempre”, señala Alonso. “Los camareros todos los años introducen elementos nuevos y seguro que en esta ocasión también”, indica .

Hermandad de Jesús Cautivo. Uno de los planes de la hermandad, con sede en la basílica de San Juan el Real, encabezada por Francisco Alperi, cuya procesión sale cada Jueves Santo, es llevar a cabo un vía crucis dentro del templo y retransmitirlo a través de internet. La cofradía tiene entre sus proyectos sacar el trono del Cautivo a hombros, una idea que tendrá que esperar, al menos hasta el próximo año, por las adversas circunstancias sanitarias. A cambio, este año sí se realizará el tradicional indulto de un recluso, a petición de la cofradía, un privilegio que tienen desde el año 2000. El reo debe tener concedido el tercer grado, no haber cometido un delito de sangre, además de haber restituido el daño causado.

Hermandad de Nuestro Padre Nazareno. La cofradía, con sede en la iglesia de Santo Domingo, que conserva escritos en los que se hace referencia a su existencia con anterioridad al año 1622, expondrá sus imágenes en el templo, según confirma Federico Gutiérrez, el hermano mayor. La hermandad también podría repetir la procesión virtual que el año pasado resultó un éxito. “Al final el menor de los males es no poder salir a la calle; lo importante ahora es que la situación sanitaria mejore para todos”, recalca el hermano mayor.

Hermandad de la Borriquilla. La cofradía, asentada en la parroquia de San Pedro de los Arcos, quiere que todos los fieles y aficionados a la Semana Santa tengan la posibilidad de visitar las imágenes. “Abriremos con unos horarios definidos y las imágenes estarán preparadas por su equipo de camareros”. La hermandad procesiona cada Domingo de Ramos con el paso de Jesús entrando en Jerusalén. “Los camareros son de una familia que se encarga siempre del adorno de la imagen; en un año normal lo hacemos el sábado previo al Domingo de Ramos”, explica Luis Ángel García, diputado mayor de organización.

“Bocados del Cofrade”, pendientes. La cita gastronómica ligada a la Semana Santa ovetense depende de las medidas que se vayan tomando en la hostelería según la evolución de la pandemia, confirman fuentes de Otea.