Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salto de calidad para la Semana Santa ovetense: la Hermandad de los Estudiantes estrena trono andaluz para portar la Sagrada Lanzada

La hermandad ovetense prepara en los talleres sevillanos de orfebrería Villarreal el nuevo paso, que perteneció a la Cofradía jerezana de Loreto

El paso de Loreto con el que se han hecho los Estudiantes, con la Dolorosa de la hermandad jerezana de donde procede el paso.

El paso de Loreto con el que se han hecho los Estudiantes, con la Dolorosa de la hermandad jerezana de donde procede el paso. M. J. IGLESIAS

La Hermandad de los Estudiantes de Oviedo, la única del norte de España que procesiona a costal, ya es un poco más “andaluza”, tras la incorporación de un nuevo paso (la plataforma que porta las imágenes), que perteneció a la Cofradía de Loreto, de Jerez de la Frontera. El nuevo trono está siendo remodelado en los talleres de orfebrería Villarreal, uno de los más reconocidos de Sevilla, donde también se construyó, por encargo de la hermandad jerezana.

Su misión en Oviedo será portar el misterio de la Sagrada Lanzada y el Prendimiento. La Venerable Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Cruz en el Monte Calvario y Nuestra Señora de Loreto en su Soledad, que así se llama la hermandad jerezana, decidió cambiar el paso, entre otras cosas, para lucir mejor a su Virgen Dolorosa.

La adquisición de las andas por parte de la Hermandad de los Estudiantes de Oviedo se hizo oficial el pasado otoño con la firma de la venta, para la que se desplazaron a Oviedo cuatro representantes de la Junta de Gobierno de la hermandad jerezana, entre ellos el hermano mayor, Eusebio Castañeda Sánchez. El paso fue adquirido por 25 hermanos de los Estudiantes, a los que ya se los conoce con el nombre de “los Loretos”, en referencia a la procedencia del nuevo “tesoro” de la agrupación que tiene su sede en la parroquia de la Tenderina.

La plataforma fue diseñada por Francisco Mateos Rubio y Francisco del Toro, de la orfebrería Villarreal, en 1978. Fue terminada en 1980 y bendecida en 1981, cuando tuvo lugar su primera salida procesional por las calles de Jerez.

Los orfebres Rafael González y Paco Villarreal, examinando el escudo de los Estudiantes, labrado en oro, en su taller de Sevilla, en una imagen de archivo.

“Orfebrería Villarreal es una de las más prestigiosas de la ciudad de Sevilla, lo que hace que la Semana Santa de Oviedo vaya a contar con una auténtica joya, primer paso de este tipo en la ciudad y en la región, para disfrute de todos los ovetenses”, indica Iván Zapico, capataz de los Estudiantes.

La hermandad lo utilizará para la procesión del Misterio de la Sagrada Lanzada en la tarde-noche del Domingo de Ramos y para la del Prendimiento, en la tarde-noche del Lunes Santo. El objetivo inicial era presentarlo a la ciudad esta Cuaresma, pero las circunstancias actuales han motivado el retraso de los planes. “Queremos llevar a cabo un acto muy vistoso y explicar bien las diferentes partes del paso”, indica Zapico.

La estructura, de estilo barroco, tiene capacidad para albergar a treinta costaleros, en principio divididos en seis trabajaderas aunque se ha modificado para que sean siete y los portadores puedan maniobrar más cómodamente debajo. Está realizado en alpaca plateada, en una simbiosis entre paso de misterio (el que lleva más imágenes, según la terminología de la Semana Santa), y elementos propios de un palio.

La Hermandad de los Estudiantes de Oviedo mantiene en secreto lo que contendrá el interior de cada una de las capillas de su nuevo paso (2 laterales y 2 frontales), que perteneció a Cofradía jerezana de Loreto y que están adaptando en los talleres Villarreal, en Sevilla.

El escudo en oro de la hermandad se colocará en el frontal del paso

En el frontal del paso irá en oro el escudo de la hermandad, bien destacado en el conjunto plateado. Además de eso, los artesanos han labrado dos llaves, una en oro y otra en plata, correspondientes a las capillas del Monsacro, de las cuales la Hermandad de los Estudiantes han sido nombrados “Guardianes y custodios”. La de oro representa la capilla de Santiago, donde se encuentra el Pozo de Santo Toribio, en el cual estuvo el Arca Santa con las reliquias escondidas y lleva grabada la Cruz de Santiago. La otra llave, en plata, lleva la Cruz Templaria, representa a la capilla de la Magdalena. Ambas se entregarán en el pregón del Costalero, en la mañana del Jueves Santo en la capilla del edificio histórico de la Universidad de Oviedo. Serán portadas en el fajín del “Judío relator” que sostiene el pergamino con la sentencia de Pilatos en el paso de la Sentencia. Las llaves han sido donadas por Iván Zapico, capataz de la hermandad, y llevan grabados los nombres de sus padres: Carlos en la llave de Santiago y María en la llave la Magdalena. De Sevilla también llegará una caja de plata en representación del Arca Santa que se venera en la Catedral de Oviedo, que irá sujeta a los pies del Señor de la Sentencia y contendrá tierra del Pozo de Santo Toribio, un trabajo donado por el Prioste de la hermandad, con los nombres de sus hijos: Rafael, Cristian y Romina.

Compartir el artículo

stats