Los cinco acusados de resistirse a agentes del Cuerpo Nacional de Policía que acudieron el pasado sábado en la zona del Vasco de Oviedo por un altercado que se estaba produciendo entre varios jóvenes reconocieron hoy los hechos que les imputaba la Fiscalía del Principado de Asturias y aceptaron penas de multa, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago. El juicio rápido se celebró esta mañana en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Oviedo.

 

Si bien la Policía Nacional aseguró a este periódico que los hechos tuvieron lugar en torno a las diez y media de la noche, el atestado situó los hechos sobre las 21,35 horas del pasado sábado, por lo que los jóvenes, de entre 22 y 26 años, no estarían saltándose el toque de queda. Varias patrullas del Cuerpo Nacional de Policía se dirigieron a la calle Víctor Chávarri, donde se estaba produciendo un altercado entre varios jóvenes. Al tratar de dispersar el grupo y tranquilizar la situación, los acusados se dirigieron a los agentes, dificultando en todo lo posible su actuación, insultándolos y tratando de forcejear con ellos o empujándolos. Los policías tuvieron que reducirles, utilizando para ello la fuerza mínima indispensable.

 

Los hechos fueron considerados constitutivos de cinco delitos de resistencia a agente de la autoridad (uno por cada acusado) del artículo 556 del Código Penal. Concurre la agravante de reincidencia en el acusado 1, que tras reconocer los hechos aceptó una condena de 9 meses de multa, con una cuota diaria de 3 euros, es decir 810 euros, y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago. El resto de acusados aceptaron, cada uno de ellos, el pago de una multa de 4 meses, con una cuota diaria de 3 euros, en total 360 euros cada uno, y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.