Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Custodios con todas las letras

La Hermandad de los Estudiantes recibirá el domingo los pergaminos que la acreditan como guardiana de las capillas del Monsacro

Capilla de Santiago en el Monsacro.

Capilla de Santiago en el Monsacro.

La Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Misericordia, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, María Santísima de la Esperanza y San Francisco Javier, “los Estudiantes” de Oviedo, recibirá el domingo, en el transcurso de la Función Principal de Instituto, los pergaminos que refrendan la vinculación de la cofradía a las capillas del Monsacro (Morcín), de las que han sido nombrados guardianes y custodios.

El nombramiento de la Hermandad de los Estudiantes como “guardianes y custodios” de las capillas del Monsacro será formalizado en esta Función Principal con la entrega y firma de los pergaminos por parte del reverendo Recaredo Buenaventura Engonga Nkene, párroco de Santa Eulalia de Morcín, San Juan de la Piñera, San Antonio de Pedroveya, San Pedro de Peñerudes, San Esteban de Morcín y San Sebastián de Morcín, así como de las capillas.

Los pergaminos han sido escritos a mano durante meses por José Manuel Fernández Rodríguez, miembro de la hermandad y antiguo tuno de la Universidad de Oviedo, que es quien pregona la Sentencia todos los años desde el balcón del Ayuntamiento de Oviedo en la procesión de la “Madrugá”.

De esos cuatro pergaminos, uno quedará en la Hermandad de los Estudiantes, otro permanecerá en la iglesia de Santa Eulalia de Morcín (la más antigua de Asturias) y los otros dos irán a las capillas del Monsacro: uno para la de Santiago y otro para la Magdalena.

Detalle de uno de los pergaminos que refrendan la custodia de los Estudiantes.

Detalle de uno de los pergaminos que refrendan la custodia de los Estudiantes.

“La relación de los Estudiantes con las capillas surgió a partir de la preocupación de muchas personas de darle la importancia debida a las dos capillas medievales, la Magdalena y Santiago, que están en el Monsacro”, tal como indica Andrés Llavona, hermano mayor de los Estudiantes. Se planteó un hermanamiento y el párroco propuso a la hermandad la custodia de estas capillas para su mantenimiento y conservación. “Nos pareció una idea extraordinaria porque es un lugar con un enorme potencial, importantísimo para la cristiandad, porque allí estuvieron las reliquias escondidas durante la invasión musulmana”, señala Iván Rodríguez, capataz de pasos de la cofradía, que tiene su sede en la parroquia de la Tenderina. En el acto del Pregón del Costalero, una de las fechas más importantes para la hermandad, se darán testimonialmente las llaves de las capillas. “Nuestra intención es que las lleve el judío lector del paso de la Sentencia, de tal modo que quede testimonio de este hecho y en Semana Santa cuando alguien pregunte por esas llaves podamos explicar qué sentido tiene ese gesto y de dónde viene. Una de las cartelas de este paso llevará, además, el escudo de Morcín”, añade Rodríguez.

Las capillas se enclavan en el Monsacro, el lugar donde se escondieron las reliquias de la Cámara Santa, entre ellas el Arca Santa que se guarda en la Catedral de Oviedo.

Compartir el artículo

stats