Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Camín real

Castaña valduna como ninguna

En el siglo XIX se estimaba una cosecha de 1.290 fanegas en Las Regueras, “acaso la provincia de Europa que tiene en proporción más castañedos”

Una de las últimas ediciones del festival de la castaña valduna. | Miki López

Una de las últimas ediciones del festival de la castaña valduna. | Miki López

De todos es sabida la importancia del castaño y su fruto, a través de los tiempos: aprovechando su madera, –que había que cortar, según los entendidos, en los menguantes de diciembre y enero para que no apolillase– y como alimento que quitó mucha hambre. En las respuestas al Catastro de Ensenada de Les Regueres vemos cómo sirve de pago de diezmos y otros impuestos y que en un día de bueyes caben 18 castaños que producen una fanega de castañas.

Entre todas las variedades destaca, sin ninguna duda, la variedad valduna, que según la respuesta que envió el párroco de Valduno, un enamorado de este fruto, a Sebastián Miñano para su “Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal” publicado entre los años 1826-1830: “Van ya propagándose las chambergas por todo el país, más siempre el terrazgo de Balduno conserva una superioridad decidida que no podemos atribuir a otra causa física sino que por todas las inmediaciones de Bolgues y Laspera (Laspra), barrios suyos se reconocen grupos de granito en cuya especie de terreno prosperan los castaños mejor que en otro alguno. (...) Entre las mencionadas producciones son exquisitas y hacen memorable al concejo las castañas llamadas baldunas, chambergas o rojinas, esta clase o distinta de las otras o superior a todas, tiene un gusto delicado con mucha más parte azucarada y farinácea, y es de un color rojo claro más vistoso y fino; son mucho más esféricas y henchidas, tanto que parece imposible que su delicada cáscara pueda contener y encerrar tanta carne”.

; a la derecha, valdunas en un cesto | Nacho Orejas

; a la derecha, valdunas en un cesto | Nacho Orejas

Y sigue diciendo que la cosecha de castañas se calcula en 1290 fanegas y considera que “esta provincia es acaso la que, entre todas las de Europa, tiene en proporción más castañedos”. También menciona el aprovechamiento maderable: “Para la mayor parte de las obras en casi todas las fraguas y cocinas se usa la madera de castaño, su carbón y su leña con sus despojos, esto es, con sus hojas y sus erizos se hace mucho y buen abono para las tierras, de sus flores sacan las abejas las primeras materias para la miel y cera, no habría tanto y tan sazonado tocino si no fuera por las castañas, en ellas encuentra el labrador un gran recurso para proveer a la subsistencia en el invierno, y en años difíciles y calamitosos”.

Uno de los postes colocados en Premoño. | Susana Cañibano

Uno de los postes colocados en Premoño. | Susana Cañibano

El concejo de Les Regueres organiza desde el año 1999 el Certamen de la castaña valduna en el segundo fin de semana de noviembre, con creciente éxito.

En 2019 se creó la “Asociación para la recuperación del castaño valduno, Arescaval”, que realizan tareas de formación, plantación –repoblaron una finca municipal en Les Ablanoses–, poda, tratamientos, etc. Recientemente colocaron 13 postes en distintos lugares del concejo donde hay castañedos de esta rica variedad, con el objetivo de sensibilizar para fomentar su cultivo. Acciones como la de esta asociación son muy necesarias en el mundo rural.

Compartir el artículo

stats