Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia provoca una cadena de cierres en el gran eje comercial del centro de Oviedo

“Aún no ha llegado lo peor, queda el envite de finales de marzo, cuando acaban los ERTE”, avisan los representantes de los negocios

Compras en el centro de Oviedo

Compras en el centro de Oviedo Julián Rus

Los efectos devastadores de la pandemia del coronavirius empiezan a hacer mella en el corazón comercial de la ciudad. Tiendas emblemáticas y con trayectorias históricas del centro de Oviedo se están viendo obligadas a bajar la verja a consecuencia de la crisis generada por el virus. Al reciente cierre de locales de grandes cadenas como Bershka se suman ahora otras franquicias de renombre y varios negocios familiares con solera del entorno de la calle Uría. Algunas de esas cadenas bajan la persiana en el centro como parte de su estrategia de recomposición empresarial, pero otros comerciantes de la zona han decidido dejarlo para siempre. Una de las que no volverá a abrir es la popular Nither, situada en la calle Gil de Jaz y con 44 años de recorrido. “Las cosas están como están y hemos decidido cerrar, pero no será traumático para los empleados. Algunos se recolocarán en otras de nuestras tiendas y habrá jubilaciones”, explica un representante del grupo Delcanomoda, que también es propietario de negocios como Kopa o Bríos. “Esos seguirán abiertos”, afirman las mismas fuentes.

La escasez de ingresos de un año maldito, los cierres perimetrales, los de los propios negocios, las limitaciones de aforo y todas las medidas restrictivas impuestas por las autoridades para tratar de frenar el avance del coronavirus han sido la puntilla para muchos comercios del centro. “Sabíamos que después de que se terminase la temporada de otoño-invierno iban a llegar cierres en cadena. Los comercios esperaban poder salir a flote vendiendo toda la mercancía que tenían en las trastiendas, pero tampoco se ha podido porque las medidas sanitarias no lo han permitido. El último cierre fue un palo muy gordo porque estuvimos 21 días sin vender”, explica Magdalena Huelga, de la Federación Asturiana de Comercio. “Y aún no ha llegado lo peor. Queda el envite de finales de marzo, que es cuando empiezan a acabarse los ERTE y los compromisos de mantenimiento de empleo. Lo esperamos con muchísimo temor”, advierte.

La secretaria de la Federación Asturiana de Comercio adelanta que la recuperación no va a ser cosa de cuatro días. “Parece que la vacunación va a permitirnos empezar de cero, pero los negocios van a tardar al menos dos o tres años en volver a sacar la cabeza del agujero y sacar músculo. Todo esto le ha hecho mucho daño a un sector que ya estaba bastante tocado”, dice Magdalena Huelga. De hecho, un estudio realizado por la federación demuestra que sólo entre 2015 y 2020 un 32 por ciento de los pequeños comercios que había en Oviedo tuvieron que cerrar. “Ahora aún no tenemos datos y sería aventurarse, pero calculo que por lo menos un veinte por ciento de los comercios que estaban activos antes de la pandemia han echado el cierre. Aunque seguro que ya es más y que el goteo seguirá cayendo”, dice.

Nacho del Río, que es el presidente de la Asociación Comercio de Oviedo, también lo veía venir. “Ya habíamos advertido de que no se verían las consecuencias de los cierres obligados y de las pocas ayudas que hemos recibido hasta el mes de marzo de este año. Ahora es cuando se están acabando los ERTE, cuando la gente tiene que devolver los créditos ICO... El golpe es muy duro”, dice Del Río. “Y lo peor es que a medida que pase el tiempo, como no se ponga freno de alguna manera, va a seguir cerrando la gente en cadena”, añade el presidente de la Asociación de Comercio de Oviedo.

El problema tampoco ha pasado desapercibido en el Ayuntamiento. “La situación del comercio es un drama en general, pero en el centro se ven más los negocios que cierran. Además, la pandemia ha hecho un agujero más grande donde ya lo había porque el comercio lleva años sufriendo”, señala Javier Cuesta (PP), el concejal del área de Economía. “Desde que llegamos al venimos trabajando con este sector y también con el de la hostelería. Tratamos de ayudarlos a modernizarse, se organizan promociones y otro tipo de programas, pero muchas de esas cosas se han tenido que parar por culpa de la pandemia”, señala.

Además de los cierres, también hay tiendas del centro de Oviedo que echan el cierre por jubilación, como es el caso de la boutique Teresa Fierro –en la calle Marqués de Pidal– o de Somoano Moda Mujer, que se encuentra en la calle González del Valle. Tanto Teresa Fierro, como Carmen Somoano reconocen que es sector está atravesando un momento crítico, aunque en su caso particular el cierre no se debe a una caída de ventas. “La verdad es que yo me voy porque se ha cumplido un ciclo, pero este año he vendido más que el pasado”, señala Fierro. Aunque según los colectivos de comerciantes, es de las pocas.

la Asociación Comercio de Oviedo. “Los alquileres tendrán que empezar a bajar si los arrendatarios no pueden hacer frente a los pagos como cuando todo estaba bien”, añade.

La “desertización comercial” se expande a la zona de Uría

La secretaria de la Federación Asturiana de Comercio asegura que la “desertización comercial” que sufrieron en su día los barrios de Oviedo está avanzando a pasos agigantados hacia el centro de la ciudad, que siempre fue un área de éxito prácticamente asegurado para los comerciantes. “Hay quien culpa de todo a las plataformas de venta digitales, pero yo pienso que la calle tiene un enorme valor que se puede explotar. Lo que ocurre es que esta pandemia ha afectado directamente a eso, a la calle y a la gente, que se ha tenido que quedar en sus casas y no puede salir a comprar en nuestros negocios”, afirma. Nacho del Río, por su parte, también ve algunas cosas de forma positiva. “Se están quedando muchos locales comerciales vacíos en zonas muy buenas del centro. Es una buena oportunidad para que comerciantes de los barrios o de zonas más alejadas del centro a los que les están yendo bien las cosas, que los hay, puedan dar el salto y poner su negocio en un sitio mejor”, señala el presidente de

Compartir el artículo

stats