Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo ofrecerá “estímulos fiscales” para reactivar los bajos comerciales cerrados

El Ayuntamiento trabaja con la asociación de inmobiliarias para asesorar a propietarios y crear un observatorio del mercado

Locales cerrados en Oviedo.

Locales cerrados en Oviedo. Julián Rus

Los efectos de la pandemia sobre el comercio local están siendo letales en muchos casos y cada vez son más los locales que se quedan vacíos después de que los propietarios de los negocios bajen la persiana. El problema se extiende por Oviedo y ya es visible incluso en el centro de la ciudad, donde abundan los carteles de “se alquila”. Pero el Ayuntamiento está decidido coger el toro por los cuernos. El equipo de Gobierno está buscando fórmulas para ofrecer “estímulos fiscales” a quienes ocupen esos locales vacíos para poner en marcha un nuevo negocio o para ampliar el que ya tienen en marcha. “Todavía no está muy claro qué tipo de bonificaciones podemos articular, pero esa es sin duda una de las vías que vamos a explotar para tratar de ponerle freno a este problema tan grande que ha generado la crisis del coronavirus”, asegura el concejal de Economía, el popular Javier Cuesta.

La rebaja del Impuesto sobre Bienes inmuebles (IBI) podría ser una alternativa, pero el concejal de Economía lo descarta. “El IBI es un impuesto de carácter nacional que está muy atado a la normativa fiscal del Estado. A veces hay bonificaciones que planteamos pero a la hora de articularlas no podemos porque están tasadas”, explica Cuesta, que apunta más hacia los impuestos y tasas municipales como fórmula para reflotar el comercio local. “Ese puede ser el mejor camino y lo estamos estudiando. De hecho este año ya hemos activado una bonificación del cincuenta por ciento en la licencia de actividad para proyectos de negocio, ya sea para comerciantes que abren su primer local o para los que ya tienen uno y quieren ampliar”, dice el concejal de Economía. “Además, también hay un 25 por ciento de bonificación en las tasas que se cobran por la licencia de obras en los propios locales, que no es poco dinero”, añade Cuesta.

Pero los incentivos fiscales no son las únicas medidas que va a tomar el Ayuntamiento para ayudar al comercio. Javier Cuesta asegura que el Consistorio ya se ha puesto en contacto con la asociación de agencias inmobiliarias para poner en marcha un convenio de colaboración orientado a facilitar la ocupación o el alquiler de los locales comerciales que se están quedando vacíos en Oviedo. “Lo que planteamos es sensibilizar y asesorar a los propietarios para que esos locales vuelvan al mercado. No podemos ni queremos decirles si tienen o no que ajustar los precios porque la propiedad privada es un derecho, pero lo que sí podemos hacer es sentarnos con ellos y buscar las fórmulas entre todos”, señala el edil de Economía. “La idea es poner en marcha mecanismos de sensibilización, de asesoramiento o incluso de consultoría para que ellos puedan tomar medidas como bajar las rentas con todas las garantías legales”, añade Cuesta. Y pone un ejemplo: “En estos momentos hay arrendatarios que les piden a los caseros que les bajen el alquiler de manera temporal mientras dura la crisis y que se la vuelvan a subir cuando todo vuelva a la normalidad, pero los propietarios tienen dudas legales y contractuales. Entre nosotros y las inmobiliarias, que gestionan muchos de esos locales, tenemos que solventar todas esas dudas”.

La última pata de este plan del Ayuntamiento para la reactivación comercial de Oviedo pasa por la puesta en marcha de un observatorio del mercado que permita también a propietarios y comerciantes tener una visión global del estado del parque de locales para ajustar la oferta y la demanda.

Compartir el artículo

stats