El Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº1 de Oviedo ha denegado la medida cautelar solicitada por el sindicato CSIF que pretendía la paralización de los procesos selectivos de promoción interna de la Policía Local, los cuales ya se encuentran prácticamente concluidos, echando por tierra los "tenues y en exceso genéricos intereses" del sindicato frente a los de los aspirantes y la propia Administración, ante las "necesidades de personal de mando en el ámbito de la Policía Local y las circunstancias de escasez de plantilla disponible en la que se encuentra, acuciado más aún por la situación de pandemia en la que nos encontramos", en palabras del Juez.

Empleando cuatro líneas argumentales diferentes, el Juez entiende que las alegaciones que se efectúan por el CSIF "se presentan por un lado genéricas y no acreditadas, y de otro lado, como evidentemente improcedentes", tomando en cuenta que el sindicato "no despliega un específico esfuerzo argumental en su solicitud".

Esta carencia fue puesta en evidencia desde el propio Ayuntamiento, al reflejar la incoherencia del sindicato CSIF que esgrimía en su demanda "que la composición de los Tribunales no respondía a la tendencia a la paridad" hombre/mujer en su composición, conforme a la normativa en vigor. Sin embargo, según fuentes del consistorio, "en el Pleno de la Junta de Personal celebrado el 22 de octubre de 2020, en el que el sindicato CSIF estaba representado por cinco Delegados, dos de ellos mujeres, se requirió a las organizaciones sindicales la propuesta de vocales para la composición de los respectivos tribunales de Policía Local, para las plazas de promoción interna". Según estas fuentes en el Acta de la sesión consta que el sindicato recurrente, CSIF, pudiendo "atender a la paridad" que posteriormente denunciaría en el juzgado, "no lo hizo, y en su lugar propuso exclusivamente vocales masculinos, eludiendo proponer a las dos delegadas presentes para asumir esos puestos de Vocal en los respectivos tribunales".

En su lugar, "el representante sindical de CSIF, se propuso a sí mismo como vocal en uno de los tribunales, evitando situar en su lugar a cualesquiera de las dos compañeras que le acompañaban, también representantes sindicales".

A ello se suma, según el propio acta de la sesión, y siempre según fuentes del Área de Seguridad Ciudadana, que el sindicato CSIF "propuso sin embargo como vocal para varios de los tribunales de oposición a un funcionario, Intendente de la Policía Local, que habría sido condenado anteriormente en firme por un delito continuado de injurias contra una mujer, también miembro del Cuerpo policial, cuestión que levantó ampollas en diferentes sectores y que ha vuelto a exacerbar la sensibilidad de los agentes ante lo que consideraron unos hechos de la máxima gravedad, y que en ningún modo ayudaron a la deseable y paulatina integración de las mujeres en el cuerpo policial".