Los jóvenes de la ciudad de Shar (Chad) que estudian en la escuela de Educación Secundaria regentada por misioneros combonianos dispondrán de mejores instalaciones educativas gracias en buena medida a la generosidad de los ovetenses y de los feligreses de los arciprestazgos de Siero y El Fresno, que han colaborado de forma generosa con la campaña contra el hambre de Manos Unidas. La entidad altruista designó este año como proyecto para Oviedo y los arciprestazgos mencionados la ayuda al citado colegio, fundamental en una zona que recibe una amplia tasa de estudiantes de zonas rurales.

A falta de recaudar las aportaciones de todas las parroquias, un trabajo que aún llevará unas semanas, Ana Váquez-Prada, portavoz de Manos Unidas, resalta la generosidad que, una vez más, han demostrado los ovetenses a la hora de colaborar con la campaña. “En esa zona del Chad la tasa de abandono escolar es muy alta, y nos han pedido dinero para llevar a cabo la construcción de un edificio de Enseñanza Media, que tendrá dos plantas y unos aseos”, explica Vázquez-Prada.

El objetivo marcado era recaudar 123.149 euros para financiar el proyecto a través de la campaña, que este año se ha desarrollado bajo el lema “Contagia solidaridad para acabar con el hambre”. “Con las estimaciones que tenemos lo hemos logrado, y eso es importante en un año tan complicado como este y con tantas familias que están pasando dificultades”, añade la portavoz.

El año pasado, la ONG católica de cooperación al desarrollo recaudó en la diócesis de Oviedo alrededor de un millón de euros y ayudó a financiar once proyectos. Y la misma cifra aspira a financiar este año, como mínimo, diez iniciativas que, en principio, sufragarán los arciprestazgos, y una más que podrá realizarse gracias a lo obtenido con la exposición de pintura que abrirá el próximo 6 de marzo en Trascorrales.

La delegación de Manos Unidas en Asturias cuenta con el apoyo de cerca de 90 voluntarios que a lo largo de todo el año se dedican a realizar actividades de captación de fondos y de sensibilización que logran que la recaudación, cada año, sea un éxito.

“La campaña se ha centrado en denunciar las consecuencias que la pandemia del coronavirus está teniendo entre los más vulnerables y en promover la solidaridad entre las personas como la única manera de combatir estas desigualdades”, señala Vázquez-Prada.

“La verdad es que en esta situación que estamos viviendo tan tremenda del coronavirus hay que volcarse y hay que pensar en otra forma de hacer las cosas, porque lo tradicional ya no nos vale”, asegura la delegada. Ahora los esfuerzos se centran en preparar la exposición pictórica, que se viene realizando desde hace un cuarto de siglo.

Exposición solidaria


  • Desde el sábado en Trascorrales. El sábado 6 de marzo se inaugura en el espacio de Trascorrales la exposición pictórica solidaria de Manos Unidas, que contará con 83 obras donadas por reconocidos artistas de dentro y fuera de Asturias. 
  • Un centro educativo en Zambia. El objetivo es reunir casi 50.000 euros para levantar una escuela en Zambia. La exposición, todo un clásico en la ciudad, se celebra cada dos años desde hace un cuarto  de siglo.