Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Campo San Francisco encara su futuro: así será su nueva imagen

El Ayuntamiento cambia de ubicación el parque canino, recuperará más fuentes y dará nombre de personajes ilustres a los distintos paseos

La renovación de las fuentes del Campo San Francisco

La renovación de las fuentes del Campo San Francisco

El encendido de las fuentes del Bombé no fue el punto y final para el lavado de cara del Campo San Francisco. Punto y seguido: el Ayuntamiento confía en tener listo en los próximos días el documento de prioridades del plan director que remitirá al Principado. La aprobación de este documento encargado por la concejalía de Parques y Jardines, dirigida por Gerardo Antuña (PP), supondrá tener vía libre para ir ejecutando diferentes actuaciones sin tener que remitirlas una a una a la administración autonómica. Entre estas, la más ambiciosa es la “renovación integral” del pavimento del parque, muy dañado por el paso de los años, proyecto en el que “pronto” se pondrán a trabajar los técnicos de Infraestructuras. Además, en la agenda municipal está la recuperación de las fuentes situadas junto a Marqués de Santa Cruz, zona en la que se quiere recolocar también la estatua “perdida” de Neptuno. Estos días, los operarios municipales ya comenzaron a ejecutar tres trabajos: la instalación de la nueva señalización, el cambio de ubicación del parque canino y la reparación de los alcorques que presentaban mayores desperfectos.

La reubicación del parque canino del Campo en una zona más céntrica del pulmón verde supone liberar el jardín situado frente al edificio del Pavo Real, en el que el equipo de gobierno quiere instalar un restaurante “de referencia en el norte de España”. Los operarios comenzaron a retirar ayer el cierre perimetral del recinto y adelantaron que, en esa misma ubicación, se plantará un nuevo espacio botánico que no se limitará al sembrado de césped. Los planes hosteleros para el Campo también pasan por darle una nueva vida al establecimiento del Aguaducho. El pequeño bar está “muy próximo” a ser retirado y sustituido por un equipamiento más ambicioso que la agenda municipal planea tener listo a finales del mes de mayo. La idea del equipo de gobierno es inaugurarlo con conciertos en directo.

La recuperación del agua de las grandes fuentes del Bombé quiere reeditarse en las que se encuentran en la zona de marqués de Santa Cruz. Los técnicos de la concejalía de Parques y Jardines encuentran un problema en el estanque Covadonga, situado bajo el palomar y seco desde hace años. Este no dispone de un circuito propio, lo que obligaría a llenarlo regularmente; algo que consideran “un gasto innecesario y poco ecológico”.

Es en esta zona del Campo donde el Ayuntamiento estudia recolocar la estatua de Neptuno, desaparecida desde los años 60 y hallada hace unos años en los fondos del Museo de Bellas Artes de Asturias. El Alcalde, Alfredo Canteli, ya ha manifestado su interés en la escultura y así se lo ha hecho saber al director de la instalación a través de una carta. A finales de mes, cuando se celebre el patronato del Museo, la petición se hará efectiva y el Consistorio volverá a contar con la escultura. Los técnicos de la concejalía de Parques y Jardines ya le han presentado al Alcalde ubicaciones alternativas para el Neptuno, quien tomará la decisión.

El Ayuntamiento, ya ha comenzado los trabajos para renovar las señales del parque. En los últimos días se han retirado las viejas y preparado el terreno para colocar los nuevos elementos, entre los que también se incluirán mapas en cada una de las entradas del Campo. El Consistorio quiere añadir una actuación a la instalación de estas señales, la identificación de cada una de las vías del parque a través de placas identificativas. En los últimos meses, el Consistorio ha dado el nombre de personajes ilustres a algunos de los paseos menores del pulmón verde de la ciudad, algo que planean seguir haciendo en el futuro hasta nombrar todas las vías.

Una vez aprobado por la consejería de Cultura el plan director encargado por la concejalía de Gerardo Antuña (PP), el área de Infraestructuras se pondrá a trabajar en la renovación integral del pavimento del Campo. Un viario muy dañado por el paso del tiempo y en el que no se actúa de manera integral desde hace años.

Dicho plan actuará como acuerdo marco para agilizar distintas actuaciones de mejora en el pulmón verde de la ciudad. Entre ellas la reparación de los elementos ornamentales del Paseo del Bombé. Allí, como joya de la corona del parque, sigue andamiado el kiosco de la Música dibujado por De la Guardia. Fuentes municipales reiteran que los técnicos de Infraestructuras están trabajando en los pliegos para que, al salir esta vez a licitación, no vuelva a quedar desierto. Para ello, han actualizado el inventario de los elementos a reparar, aumentarán la oferta económica para la empresa que se haga cargo de la reparación y han eliminado criterios demasiado exigentes que excluían a la totalidad de las empresas que podrían llevar a cabo el remozado del equipamiento.

La recuperación de le estatua de Neptuno, pendiente de la reunión del patronato del Museo de Bellas Artes

Sesenta años después de una misteriosa desaparición, la olvidada estatua de Neptuno volverá a integrar el patrimonio de la ciudad. La imagen en mármol del dios romano adornaba a principios del siglo pasado una de las fuentes del Campo San Francisco, pero, en una de las sucesivas reformas del parque, la estatua desapareció. La escultura permaneció en paradero desconocido durante medio siglo, hasta que fue hallada en los fondos del Museo de Bellas Artes de Asturias. En el año 2013 LA NUEVA ESPAÑA, con la ayuda de los trabajadores del archivo municipal, desentrañó la historia. Un contratista habitual del Consistorio, al que se habría encargado aquella reforma en los años sesenta, acabó quedándose la estatua. Desde ese momento, la escultura adornó su jardín particular hasta que, en 2006, se la vendió al museo por 12.000 euros. Entonces, al frente de la institución estaba Emilio Marcos Vallaure. Desde entonces, oculta bajo una lona, aguarda en uno de un fondo anexo al despacho del director. Ahora, por fin, la estatua ya está “de camino” al Campo. Solo queda que el concejal de Cultura, José Luis Costillas (Cs), y vicepresidente del Patronato del Museo, solicite su devolución en la próxima reunión del órgano, que se celebrará a finales de mes. El Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, ya le envió una carta al actual director del Museo, Alfonso Palacio, manifestándole oficialmente el interés del Ayuntamiento en la escultura. Palacio ya ha manifestado en repetidas ocasiones su voluntad de devolver la estatua del dios romano a su lugar, el Campo San Francisco, por lo que la operación está hecha y solo queda el último trámite, elevar la petición en el seno del Patronato. Recolocarla en su ubicación original es imposible, porque ese lugar lo ocupan ahora unos juegos infantiles. Por ello, los técnicos de la concejalía de Parques y Jardines le han presentado al Regidor tres posibles ubicaciones en el parque, en la zona de Marqués de Santa Cruz. Alfredo Canteli, previsiblemente, elegirá una ubicación entre esas propuestas.

Compartir el artículo

stats