Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los usuarios apoyan los cambios del Campo San Francisco: “Es una gran decisión”

“No tiene que ser solo un lugar de paso”, defienden los viandantes, de acuerdo con el plan de potenciar los usos hosteleros del recinto ajardinado

Un vecino paseando a su perro junto al parque canino del Campo San Francisco. | Luisma Murias

Un vecino paseando a su perro junto al parque canino del Campo San Francisco. | Luisma Murias

“Hay que conseguir que el parque, que es un lugar magnífico, sea más accesible, que no sea solo un lugar de paso”, argumenta el ovetense Javier López. En esa misma línea trabaja el Ayuntamiento, que planea comenzar con la segunda fase del plan de choque para el Campo San Francisco.

Tras devolverle el agua a las fuentes del Bombé, el equipo de gobierno ya ha encargado a los trabajadores municipales cambiar de ubicación el parque canino, alejándolo del Paseo de la Herradura. Actuación menor, pero necesaria para abrir camino a uno de los grandes planes del Alcalde: convertir el Pavo Real en un restaurante. Con la reapertura del local y la renovación del Aguaducho, el Ayuntamiento quiere convertir el Campo en un lugar “vivo”. Víctor González pasea a su perro junto al perímetro del que será el nuevo parque canino y recuerda como, durante los años noventa, el edificio verde anexo al kiosco de la música alojó una cafetería. A sus ojos, sería una iniciativa muy beneficiosa.

Víctor González
“Restaurante en el Pavo Real hubo en su día y estaría muy bien que lo volviesen a abrir”

Izaskun Menéndez
“Está bien que cambien de ubicación el parque para perros, porque se desgasta muy rápidamente”

Los usuarios del parque canino, que se concentran durante las primeras horas de la mañana en el recinto, lamentan que el nuevo parque sea menos alargado, algo necesario para perros “que necesitan correr”, pero celebran que en los planes del Ayuntamiento está instalar una fuente para las mascotas. Luis Américo García-Portilla argumenta que, siempre que haya dinero para ello, “es una buena noticia”. Renovar el terreno para los perros es algo necesario, explica Izaskun Menéndez, mientras su perra, adoptada hace unos meses, la observa. Menéndez es peluquera canina y explica que estos espacios son muy beneficiosos para que los cachorros “socialicen”, pero el terreno plantea un problema y es que “se desgasta muy rápidamente”. Por ello, ve el cambio de ubicación como una “gran decisión”.

María Ignacia Quirós, sentada en uno de los bancos del parque canino mientras observa correr a su perro, cree que el cambio de ubicación es una “buena decisión”. “Si quieren hacer un restaurante aquí, con una terraza no sería lo más adecuado tener perros sueltos cerca”. La joyera ovetense ya sueña con disfrutar otra vez de la terraza del Pavo Real, a la que recuerda haber ido hace años.

Luis Américo García-Portilla
“Me parece bien que hagan un nuevo parque canino e instalen una fuente si hay dinero para ello”

Javier López
“Es un parque magnífico, pero poco accesible. Hay que conseguir que no sea solo un lugar de paso”

Compartir el artículo

stats