Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La asignatura pendiente de la Ronda Sur de Oviedo: siete barrios atrapados en un fondo de saco

Una plataforma ciudadana reclama la supresión del tramo de la circunvalación que comprende entre el Campo de los Patos y San Lázaro

Juan José Castro lee el manifiesto de “Uniendo barrios” durante la concentración de ayer en la calle Carlos Asensio Bretones. | Franco Torre

Juan José Castro lee el manifiesto de “Uniendo barrios” durante la concentración de ayer en la calle Carlos Asensio Bretones. | Franco Torre

“Más de 30.000 habitantes de siete barrios diferentes sufren hoy los perjuicios derivados de esta infraestructura ya obsoleta: contaminación atmosférica y acústica, largos rodeos para acceder al centro de la ciudad, caminando por las calles de aceras estrechas o carentes de ellas, llenas de obstáculos, incluso pasos subterráneos que no permiten acceder a personas con problemas de movilidad o con un carrito de bebé...”. Este fue el panorama que dibujó ayer Kaila San Fabián, miembro de la plataforma ciudadana “Uniendo barrios”, en una concentración vecinal en el fondo de saco de la calle Carlos Asensio Bretones para reclamar la supresión de la Ronda Sur entre el Campo de los Patos y San Lázaro, y su conversión en una avenida urbana.

La concentración de ayer, en la que participaron en torno a medio centenar de personas, reclamaba una solución integral para esta zona de la ciudad, lo que supondría una intervención sobre una superficie de trece hectáreas, pero también una actuación urgente para subsanar el “aislamiento del barrio de Otero Norte”.

Este problema se deriva de la desconexión respecto a la trama urbana de las calles Luis Álvarez Fueyo e Isidoro Chamorro Pérez, en las que residen en torno a 400 personas. La reapertura de un callejón de acceso a la calle San Melchor ha subsanado en cierta manera esa desconexión, pero no es una solución a largo plazo. “El callejón actual no cumple las condiciones mínimas de seguridad y no hay una confirmación de que se vaya a mantener en el tiempo”, explica Juan José Castro, vecino de la zona, en referencia a que la apertura del callejón atraviesa una propiedad privada, por lo que podría volverse a cerrar en cualquier momento.

Para dar una solución definitiva tanto a este problema como a la desconexión entre las calles Isidoro Chamorro Pérez y Carlos Asensio Bretones, el Ayuntamiento baraja dos propuestas. La primera, un paso peatonal, genera ciertas dudas principalmente porque los vecinos no han podido ver aún un proyecto. En cuanto a la segunda, que implica la construcción de una pasarela y añadiría además plazas de parking a la zona, no convence a los residentes porque “continúa dando prioridad absoluta al vehículo motorizado frente al peatón”, “reforzaría el carácter de barrera de la Ronda” y, además, pese a su elevado presupuesto, de 2,2 millones de euros, “dejaría sin solucionar los problemas de conexión del resto de los barrios”.

A juicio de los miembros de “Uniendo barrios”, que ayer durante la concentración leyeron un manifiesto sintetizando su posición, en el consistorio “falta una visión global de la problemática y una solución completa, con una ejecución en parches”, ya que entienden que “lo que se está presentando son parches”.

La solución, sostienen, pasa por la supresión íntegra de la Ronda Sur en ese tramo. Esa sería, defienden, la respuesta a las demandas y las necesidades de unos vecinos a los que, critican, no se les está dejando participar en el desarrollo de los proyectos.

Compartir el artículo

stats