Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canteli: “Si en la plaza de toros no nos dejan ir a 5.000 asientos, no nos interesa”

El Alcalde confía en buscar una solución en el coso de Buenavista que tenga luz verde de Patrimonio

Canteli y Francisco Manzanares, ayer, en Prau Picón, tras visitar el Tabularium. | Miki López

Canteli y Francisco Manzanares, ayer, en Prau Picón, tras visitar el Tabularium. | Miki López

Han pasado ya 642 días desde que Alfredo Canteli tomó posesión de la Alcaldía de Oviedo y al expresidente del Centro Asturiano todavía le sigue costando acostumbrarse a los tiempos administrativos y a los problemas de gestión. “Tenemos que ser una apisonadora”, concedía ayer, refiriéndose a la capacidad de su Administración para resolver expedientes y despejar proyectos, pero la realidad, admite, se lo pone difícil. Canteli pone de ejemplo el templete de Juan Miguel de la Guardia en el Campo de San Francisco –“un kiosco que vale cuatro perras y es desesperante que tengamos que estar meses para poder colocar algo allí”–, pero ahora su gran preocupación es la plaza de toros, después de las últimas pegas de Patrimonio a alterar el aforo, entradas y salidas. “Nosotros, ahí, si no nos permiten ir por lo menos a los cinco mil asientos, no nos interesa... Y entonces, ¿qué hacemos?, ¿dejamos la plaza de toros caerse?”.

Los temores del Alcalde, expresados ayer por la mañana tras una visita a la colección del Tabularium de la familia Manzanares, esconden, en realidad, cierto optimismo ante la perspectiva de dar con una fórmula para aumentar las vías de evacuación sin alterar el aspecto exterior de la plaza, tal y como pide el Principado. El Alcalde no quiso aclarar si esa estrategia pasa, como apuntan algunas fuentes municipales, por soterrar los accesos, pero resumió el estado de cosas con un “cuando hay un problema, hay que buscar soluciones”.

Las indicaciones de Patrimonio sobre la reforma del coso de Buenavista

6

8

4

5

3

2

1

9

12

11

7

10

Ensanchar entradas y salidas.

(O se dejan como están y se calculan nuevos aforos o se ensanchan “ligeramente”, de forma “excepcional” y con “difícil encaje legal”).

8

Cubierta con apertura retráctil, justificada por el nuevo uso.

9

Sótano bajo el ruedo.

Eliminar el segundo

graderío no original.

5

1

Se cubren las dependencias

y zonas exteriores.

10

Conservación del primer

tramo de gradas (original).

2

Recrecer dos niveles

hasta recuperar la altura

original del proyecto

de De la Guardia.

6

Se añaden nuevos elementos funcionales (aseos, zona de prensa, bar) bajo las nuevas gradas.

11

Retirar y conservar elementos

propios de las corridas.

3

Nuevas fachadas en el

recrecido. (No han de ser

ni miméticas ni ajenas

al conjunto).

7

Adecuación del primer tramo

de gradas con asientos.

Debe estudiarse la zona de toriles y determinar qué se conserva.

4

12

Las indicaciones de Patrimonio sobre

la reforma del coso de Buenavista

6

8

4

5

3

2

1

9

12

11

7

10

Sótano bajo el ruedo.

1

Conservación del primer tramo de gradas (original).

2

Retirar y conservar elementos propios de las corridas.

3

Adecuación del primer tramo de gradas con asientos.

4

Eliminar el segundo graderío no original.

5

Recrecer dos niveles hasta recuperar la altura original

del proyecto de De la Guardia.

6

Nuevas fachadas en el recrecido. (No han de ser

ni miméticas ni ajenas al conjunto).

7

Ensanchar entradas y salidas. (O se dejan como están y se calculan nuevos aforos o se ensanchan “ligeramente”, de forma “excepcional” y con “difícil encaje legal”).

8

Cubierta con apertura retráctil, justificada por el

nuevo uso.

9

Se cubren las dependencias y zonas exteriores.

10

Se añaden nuevos elementos funcionales (aseos, zona de prensa, bar) bajo las nuevas gradas.

11

Debe estudiarse la zona de toriles y determinar qué

se conserva.

12

Las indicaciones de Patrimonio sobre la reforma del coso de Buenavista

6

8

4

5

3

2

1

9

12

11

7

10

Ensanchar entradas y salidas.

(O se dejan como están y se calculan nuevos aforos o se ensanchan “ligeramente”, de forma “excepcional” y con “difícil encaje legal”).

8

Cubierta con apertura retráctil, justificada por el nuevo uso.

9

Sótano bajo el ruedo.

Eliminar el segundo

graderío no original.

5

1

Se cubren las dependencias

y zonas exteriores.

10

Conservación del primer

tramo de gradas (original).

2

Recrecer dos niveles

hasta recuperar la altura

original del proyecto

de De la Guardia.

6

Se añaden nuevos elementos funcionales (aseos, zona de prensa, bar) bajo las nuevas gradas.

11

Retirar y conservar elementos

propios de las corridas.

3

Nuevas fachadas en el

recrecido. (No han de ser

ni miméticas ni ajenas

al conjunto).

7

Debe estudiarse la zona de toriles y determinar qué se conserva.

Adecuación del primer tramo

de gradas con asientos.

4

12

Canteli pone el ejemplo de una casa a la que se le quieren hacer reformas y Patrimonio te pone todas las pegas del mundo, hasta que se cae, pero él no quiere ese destino para el coso de Buenavista. “Vamos a hacer un mix”, aclaraba ayer, “donde mantengamos la parte exterior y por dentro la transformemos entera, con servicios, buenas gradas, cómodas y reglamentarias, y toda la evacuación necesaria, respetando todo”. El Alcalde confía en que el Ayuntamiento podrá hacerlo, y los ovetenses, disfrutarlo: “Va a ganar , va a ser todo un monumento y espero que lleguemos a una solución. Soy muy luchador, hay que demostrarme que no se puede y no va a ser eso. Más que peleé yo en el Centro (Asturiano)”.

El problema con los aforos de la plaza de toros está directamente relacionado con las puertas de entrada y salida. Patrimonio pide que no se toquen, o que se toquen lo menos posible, y se calcule luego el aforo. Al revés, detalla el Alcalde, las trece puertas de la plaza, al margen de las grandes, son de unos 1,7 metros, pero para lograr el aforo de 5.000 personas que quiere el Ayuntamiento deberían llegar, al menos, a los 1,8 metros. Son exigencias derivadas de las fórmulas para el cálculo de aforos y normativa de evacuación, pero Canteli lamenta que el inconveniente sea tan solo una cuestión de tan poco tamaño: “Puertas hay de sobra y ahora el problema va a ser que nos faltan 10 o 15 centímetros”. Al final, confía, podrán encontrarse soluciones porque la tecnología permite en la actualidad “hacer de todo”. “Lo importante”, remata, “es conseguir poner el proyecto en marcha y que Oviedo tire para arriba.”

El regidor quiere buscar “un sitio digno” para el Tabularium

La familia Manzanares guarda silencio porque todo lo que había que decir, indican, ya se ha dicho hace años. El que habla es el alcalde, Alfredo Canteli, que ayer visitó el Tabularium y salió con la intención de buscarle “un espacio digno” para poder abrir al público la colección.

El Tabularium Artis Asturiensis (Archivo de Arte Asturiano) es una de las mayores colecciones arqueológicas privadas. Su fundador, el cronista de Asturias Joaquín Manzanares, siempre quiso que acabara en manos públicas y que las instituciones velaran por un patrimonio que él se afanó en inventariar y proteger, como el ara de Augusto del Cabo Torres, el documento más antiguo datado en Asturias. Pese a los varios intentos, ninguna Administración logró un acuerdo definitivo y hoy, pasados más de 17 años del fallecimiento de su fundador, su hijo Francisco sigue velando por el mantenimiento de una colección en la que siguen trabajando. El Alcalde salió ayer de la visita impresionado. “Ya había estado otras veces, pero cada vez me impresiona más”, contó. También dijo que es un patrimonio que está en Oviedo y que “sería bueno para Oviedo poder enseñarlo a la gente, que vengan a verlo”.

La fórmula para lograrlo no está clara y Alfredo Canteli tampoco quiso prometer más que unas líneas maestras de actuación para llegar a un punto en el que podría alcanzarse un acuerdo entre el Ayuntamiento y la familia Manzanares. “Vamos a mirar qué se puede hacer, porque lo primero es tener un espacio digno, ese es el primer paso, porque no puedes llevarlo a un garaje. Así que vamos a buscar y a trabajar un poco”, indicó el regidor tras visitar la colección en Prao Picón.

Canteli admite que hay “voluntad total” por parte de la familia y “voluntad total”, también, por parte suya en llegar a un acuerdo que sea bueno para el Tabularium. “Con todo esto”, concluyó, “a ver si llegamos a un entendimiento y podemos casarlo todo”.

Compartir el artículo

stats