Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Impulso a la movilidad sostenible en Oviedo: La ciudad estrenará en un mes uno de los primeros autobuses de hidrógeno de España

El vehículo, que garantiza “cero emisiones”, estará a prueba durante tres meses y aspira a convertirse en “un impulso para la movilidad verde”

Por la izquierda, los ediles Conchita Méndez, Leticia González y Nacho Cuesta junto a un autobús híbrido de Oviedo.

Oviedo se convertirá, a partir del próximo mes, en una de las primeras ciudades de España en contar con un autobús urbano de hidrógeno. Así lo anunció ayer el primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta, durante un acto para presentar una campaña de concienciación para ceder asientos a personas con movilidad reducida que el edil de Ciudadanos aprovechó para señalar que el nuevo vehículo echará a rodar en abril y estará en periodo de pruebas durante tres meses. Fuentes municipales apuntan que, en caso de que dichas pruebas sean satisfactorias, podría ser el primer paso para dar “un gran impulso a la movilidad verde” en el casco urbano de la capital.

Cuesta explicó las ventajas de una nueva tecnología cuyo principal atractivo es la eliminación total de la contaminación atmosférica. “Nuestra apuesta por la movilidad sostenible se verá reforzada con este autobús propulsado con hidrógeno y de cero emisiones”, explicó el edil, que calificó como “importante” este salto tecnológico puesto en marcha en colaboración con TUA, la empresa concesionaria del servicio ovetense de transporte urbano.

El edil de Transporte presentó el vehículo como el primero de estas características en España. Más tarde, fuentes municipales puntualizaron que se trata del primero del país promovido por un Ayuntamiento, pues el pasado mes de febrero la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), presentó junto con el presidente de Alsa, el asturiano Jorge Cosmen, un autobús de estas características. Aquel fue el primero del país en echar a rodar en una apuesta del gobierno regional por reducir la contaminación en las carreteras madrileñas.

La apuesta por esta tecnología supone un paso más para la renovación de una flota de transporte urbano que desde 2018 ya estaba incorporando vehículos híbridos, mucho menos contaminantes.

Compartir el artículo

stats